jueves, marzo 18, 2010

Odio

El martes por la noche, llegué a casa y mi madre estaba escandalizada. Había cometido la imprudencia de ver Intereconomía y había tenido la "suerte" de ver sus anuncios. Ya sabéis, esos anuncios en los que los que no votan al PP (o a Fuerza Nueva, que últimamente no queda muy claro a quién apoyan más estos de Intereconomía) son unos asesinos potenciales cercanos a Hitler. Lo cual no deja de ser curioso porque Hitler era muy amigo de aquél al que todavía veneran los de Intereconomía.
Hombre, es cierto que Intereconomía es todo un ejemplo de ecología, porque reciclan a periodistas (o más bien a "periolistos") que deberían estar jubilados hace bastantes años. Pero también hay que reconocer que con sus vídeos y sus declaraciones se pasan tres pueblos. O cuatro.
Porque ya hace tiempo que atacan los derechos de la mujer, de los homosexuales, y, en general, de todos los que no son como ellos creen que debe ser un hombre de bien.
No sé. Igual tanto leer y discurrir está haciendo que pierda las ganas de dar caña, y por eso no entiendo sus métodos. Pero creo que no es necesario destilar ese odio y ese desprecio por todo lo diferente.
¿Tan difícil es hacer un debate abierto, con argumentos y esas cosas?¿Realmente es necesario mentir, insultar y ser demagogos?
Y el problema no es que haya gente tan malintencionada como para idear vídeos como éstos, es que siempre hay personas que, desgraciadamente, están poco (in)formadas, y en las que calarán estos mensajes de odio.
Espero vuestra opinión, porque yo ya no sé qué pensar.
Bueno, sí. Pienso que con gente así, la democracia puede llegar a estar en peligro.

3 comentarios:

Pedro dijo...

Juas juas, por fin un canal de derechas. Ahora compiten veo7 e Intereconomía por ver cuál da más caña, aunque "la vuelta al mundo" tiene más contertulios socialistas de altura (gente de Público y un diputado nacional del psoe). En "el gato al agua" sale un gerifalte del psoe de Madrid que es muy potente dialécticamente, no sé si coincidiste al verle. Y a ambos iba de vez en cuando Ramón Tamames; y de hecho creo q hace muuucho tiempo, yo aún no tenía tdt, en el gato entrevistaron a Pepe Blanco. Tuvo que ser épico.

Al margen de lo del Valle de los Caídos, hacía falta un abanico de canales abiertamente de derechas, y ahí está su éxito. Estoy seguro que hay momentos en los q ganan en audiencia a la sexta o cuatro. El hecho de q en España la ultraderecha política no tenga apenas margen de voto debe tranquilizar a la izquierda: la democracia no está en peligro por la derecha; puede estarlo por los partidos que arropan a pistoleros terroristas, o que consienten dictaduras en nuestro entorno; la derecha mayoritaria española no hace eso, pregúntate si lo hace la izquierda.
Las palabras pueden ser radicales subjetivamente, pero las balas siempre lo son.
Un abrazo. Pedro.

Pablo dijo...

Hola, Pedro:
Después de los excesos del fin de semana y de la subsiguiente recuperación, ya estoy en disposición de responderte.
Evidentemente, cuando alguien ve Intereconomía, igual que cuando ve una cadena de otra ideología, sabe lo que va a ver y sabe de qué pie van a cojear. El problema que yo veo no es que haya medios de derechas (que en televisión igual no son tantos, pero en radio y prensa escrita son muchos), sino en la falta de argumentos que hay muchas veces, ya que en lugar de utilizar ideas y crear debates dialécticos potentes, lo que se hace es dejar que sean la demagogia y los insultos los que hablen. No sé si tuviste alguna vez oportunidad de leer La Gaceta, que es el periódico de Intereconomía, pero yo la estuve leyendo este fin de semana y puedo decir que sus titulares son parecidos a los de El Jueves. Y a veces hasta con más gracia.
Con esto lo que quiero decir es que no se preocupan por la verdad, sino por el espectáculo o, lo que sería peor, por el insulto al que piensa de forma diferente.
Y claro, lo que dije en mi texto de que la democracia podía estar en peligro, lo dije, claramente, de broma, coñe, que no creo que vayan a tener narices a dar un golpe de Estado.
Un abrazo.

Basurero Usurero dijo...

En peligro la democracia, ¿De qué hablas? La democracia no es el gobierno del pueblo sino el gobierno de un grupo que le hace creer al pueblo que el gobierno es suyo. Suerte.