lunes, marzo 08, 2010

Volver

¿Por qué has vuelto? ¿Qué ta ha traído hasta aquí? Nada te obliga a estar en este lugar, nada tienes que hacer ni nadie te conoce ya.

Y sin embargo estás aquí.

Paseas por lugares conocidos y a la vez extraños, encontrándote con aquello a lo que una vez estuviste relacionado y que, sin embargo, ya no te dice nada.

¿Dónde está la gente? No hay nadie alrededor. Este sitio, antaño abarrotado, hoy no es más que una ciudad fantasma. Un no-lugar donde nada recuerda el bullicio que hace poco había.

Gritas. Pero no hay nadie que te escuche. El sonido rebota contra las paredes, siendo la tuya la única voz que escuchas y tu eco la única voz que te responde.

Continuas paseando y, sorprendido, te das cuenta por fin de que no vas a encontrar a nadie. Ya todo el mundo ha abandonado este lugar y no va a volver.

¿Por qué iban a hacerlo si ya no hay nada que pueda interesarles?

Reitero mi pregunta:

¿Por qué has vuelto?

Nota del autor: Si os contara cómo se me ocurrió este texto estoy seguro de que os parecería sorprendente.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Pablis, si nos dieras alguna pista, posiblemente se nos ocurra algo...

Irène dijo...

Para revivir lo que fue

Pedro dijo...

Al lugar donde has sido feliz, no debieras tratar de volver. Precioso texto, Pablo, echaba de menos tu prosa.