martes, octubre 21, 2008

Desenterrando la verdad

Supongo que sabéis que Garzón está hablando de desenterrar a las personas que están en fosas comunes de la Guerra y la posguerra. Ahora vemos también opiniones a favor y opiniones en contra, como con todo. Así que, amparándome en la libertad que me da mi blog, voy a dar también mi opinión. Y estoy a favor, qué coño.
Lo primero que quiero decir es que desde mi humilde punto de vista, los familiares de los muertos tienen derecho a saber dónde están sus restos, tienen derecho a desenterrarlos y a darles una sepultura más digna. Creo que en eso estaremos todos de acuerdo.
Sobre otras cosas que se derivan de estas cuestiones, creo que voy a tener que servirme de la perspectiva del historiador. Así que ahí voy:
Se dice que esto es partidista, que sólo se reconoce a los muertos de un bando. Eso puede que sea verdad. Y si queremos que la cosa se haga bien, habría que desenterrar a los de los dos bandos. Pero también debemos recordar una cosa: Que puede que haya muertos del mal llamado bando nacional que estén en fosas comunes, o que fueran masacrados de mala manera o que fueran asesinados a sangre fría (era una guerra, y eso es lo que tiene). Pero esas personas fueron consideradas héroes, mártires incluso (¿cómo se llamaba hace algunos años la Plaza del Humedal de Gijón?), y los religiosos de ese bando fueron beatificados. Las familias de esas personas tuvieron pensiones. Su memoria, en definitiva, fue honrada. Pero los del otro bando, los que defendieron al Gobierno legítimo, fueron considerados traidores, nunca se rehabilitó su memoria, sus familias fueron estigmatizadas y sus juicios nunca fueron anulados (¡viva la sacrosanta Transición!).
No es venganza. No es revancha. Es justicia. Es reconocer que en una guerra ambos bandos cometen injusticias. Pero que el bando perdedor suele llevar la peor parte.

3 comentarios:

Vito dijo...

buf, que de revuelo se monta siempre cuando hay que desenterrar a alguien de la Guera Civil, en cambio como se pasa de los romanos, los medievales... para mi desde el punto de vista arqueológico todos los cuerpos de la época que sea tienen el mismo valor (aunque debido a su escases puede que para mi sean un poco más importantes los del Paleolítico) pero enseguida se meten los intereses por medio, muy triste la verdad

Jabolka dijo...

Estoy de acuerdo. Para no repetir errores en el futuro, es necesario dejar el pasado bien cerrado y atado.
besos

Victoria dijo...

Amén.

Y es que no puedo añadir nada más a lo que ya has dicho, tanto porque ambos pertenecemos al mismo gremio como porque los dos cojeamos del mismo pie ;-)

Un beso, Pablo.