miércoles, abril 23, 2008

En un lugar de La Mancha...

Siendo hoy el día que es, el tema es bastante evidente. Hoy quería hablar del que sin duda es el mejor libro jamás escrito: Don Quijote de La Mancha. Y creedme, sé de lo que hablo. Lo he leído tres veces, y pienso leerlo algunas más. Y tampoco soy de los que dicen que es el mejor libro porque no conocen otros con los que comparar. También he leído unos cuantos más [aquí se incluía un texto sobre todo lo que llevo leído hasta el día de hoy, pero decidí no colgarlo porque era muy largo y demasiado pedante; con deciros que empezaba diciendo "Luché junto a Aquiles a las puertas de Troya..."].
Acerca de El Quijote hay un par de tópicos que a mí, personalmente, siempre me han resultado absurdos. Sobre todo porque suelen estar en boca de gente que no se lo ha leído. Por eso me gustaría empezar intentando desmentirlos.
- Es un libro aburrido. Alguien que se lo haya leído no podría nunca decir tal cosa. Es justo lo contrario, uno de los libros más divertidos que se han escrito jamás. Sólo pensemos que se trata de la historia de un tipo al que se le va la cabeza y se pone a recorrer el monte con la armadura de su bisabuelo. Es como si ahora mismo alguno de nosotros saliera a la calle con un uniforme de la guerra de Cuba. Y encima el tío se dedica a tratar de salvar a la gente, incluso cuando no lo necesitan. La gracia es que él creía que lo que había leído en las novelas de caballerías era cierto, y actuaba en consecuencia (si os dais cuenta, salvando las distancias, lo de Don Quijote viene a ser parecido a lo que se dice, aunque sea falso, sobre que jugar a ciertos juegos o escuchar determinada música provoca conductas un tanto... excéntricas).
- Es un libro difícil. Otro tópico falso. Normalmente esta afirmación se apoya en la idea de que es un libro escrito en castellano antiguo. Pero es que no es así. En castellano antiguo habla Don Quijote, porque habla como en las novelas de caballerías. Los demás personajes del libro no, hablan casi como nosotros. Sobre si es difícil, sinceramente, me parece mucho más difícil y más denso El Señor de los Anillos, que se puede tirar cinco páginas para describir la torre de un castillo. Pero lo lee mucha más gente y sin quejarse. Claro, como está de moda.
Total, que sobre este libro se dicen muchas cosas, pero no siempre se sabe lo que se dice.
Lo que sí me gustaría destacar es que al margen de si es o no un buen libro, es, sin duda, el libro que cualquiera debería leer antes de morirse. Porque muchos de los temas que trata son intemporales. Entre ellos, el de las relaciones humanas.
La relación que se establece entre Don Quijote y Sancho va mucho más allá de la típica de amo y vasallo. Al final es una relación de amistad, en la que Sancho asume muchas de las cosas que cuenta Don Quijote. Al final, Sancho ya no es la voz de la razón o del sentido común. Es la voz del que cree a quien está a su lado aunque eso suponga aceptar lo que no puede ver. Al final, Sancho es más idealista que Don Quijote. Pero sobre todo esto se han escrito ya miles de páginas, no voy a descubrir nada.
Por último, me gustaría recordar el final del libro. La muerte de Alonso Quijano. Porque el que muere es Alonso Quijano, el hombre sensato. Ya no creía que era el caballero andante, ya no pensaba que se enfrentaba a gigantes ni a hechiceros. Era el mismo tipo corriente de ese lugar de cuyo nombre no quería acordarse el autor. Por eso siempre digo que muere Alonso Quijano, pero Don Quijote no puede morir.
Porque Don Quijote es fantasía.

5 comentarios:

Diana dijo...

Hola.
Lo primerto; gracias por acercarte a mi blog y, gracias por dejar tus amables comentarios.

He leído tan sólo este post tuyo y me has cautivado: es sencillamente fantástico. Divino.
He leído "tratados", "ensayos" y pareceres varios sobre El Quijote, sin ir más lejos el tan popular en su publicación hizo Antonio Múñoz Molina y, era muy bueno, pero para grandes entendidos, lo cuál implica que era un tanto.., bueno, ya sabes, un tanto pesadillo él.( El País, de no me acuerdo qué año) pero en serio que desde mi humilde opinión, el tuyo es verdaderamente clarificante, escueto pero contundente y totalmente adorable.
Si a ésto le añadimos que en tu perfil pone tu edad, verdaderamente NIÑO, me has "ganado".
Un saludo desde Coruña
Diana.

Pablo dijo...

Muchas gracias, Diana, siempre es un placer leer palabras tan agradables. La verdad, cuando escribí este texto no quería hacer una gran teoría, sólo quería compartir mis opiniones con mis lectores. Sólo eran las palabras de un lector hablando de su libro favorito.
De nuevo, gracias por tus palabras.
Y por cierto, desde aquí animo a mis (pocos) lectores a que se acerquen a lo que tú escribes, porque me parece que tienes mucho talento.

Anónimo dijo...

Hola
Diana

Diana dijo...

Hola Pablo.
Como te dije, escribí un comentario en tu post "cuerdas de acero" pero por más que lo intenté no fui capaz de enviarlo; desconozco el porqué.
Con tu permiso, me gustaría dejártelo aquí, sabes que es sobre el de tus guitarras, pero dejado aquí
Ahí va.

Hola,
Como te dije, te voy a dejar un comentario sobre este post.

Pablo, a este minuto del partido ya sé algo de tí: que eres un gran amigo de tus amigos, que eres un apasionado de tu arqueología y que a pesar de ser un crío, eres alguien de quien me gustaría ser amiga.( salvando las distancias, claro)

A ésto hay que añadir que eres un enamorado de tus guitarras.
Sólo siendo así se puede entender que estés un viernes de Agosto a las 6 y media de la mañana escribiendo un post para hablar de tus guitarras.

Tanto una como otra quedan presentadas de forma exhaustiva en su composición, forma, función y precio.

Cómo contarías a un amigo las cualidades de tu novia? Después de ver con la pasión con la que hablas de estos dos amores me lo imagino.

< mi guitarra española, que me acompaña desde hace diez años.>
- Seguro que pocas cosas te han durado ni te durarán tantos años

< Es una gozada. Con ella aprendí lo que sé y es mi primer amor.>
-Realmentes estás hablando de un instrumento?


< Pero fue un flechazo. _. me llamaba desde su soporte.>
Estaba para tí, niño, estaba para tí.


Estos son algunas de las cosas que dices de tu guitarra.

Ya veo que eres apasionado en algo más que en tu arqueología: Lo eres también de tu guitarra española.

De las otra también hablas, pero no noto que lo hagas con la misma pasión ni que estés en comunión como la que tienes con tu primer amor.

...y, es que como el primer amor.........


Bueno, Pablo, no me hagas caso: apenas he dormido y cuando tengo sueño digo bobadas y cuando estoy despierta las hago.

desde Coruña te mando un biquiño joven amigo.
Diana.

Pablo dijo...

Muchas gracias por tus palabras, Diana. Como te dije, no sé si podría hablar de amor en lo que se refiere a mis guitarras, pero a una isla desierta me las llevaría. Por lo menos la española (la eléctrica no, pero sobre todo por aquello de que no habría dónde enchufarla).
Un beso.