viernes, enero 29, 2010

Rabia y decepción

Rabia y decepción son las palabras que me vienen a la cabeza después de ver lo que ha sucedido en el occidente de Asturias esta semana. Pero vayamos por partes.
Algunos de vosotros me habéis preguntado quién es ese tal Pepe el Ferreiro a cuyo grupo de apoyo en Facebook me uní el otro día y al que mencioné incluso en la respuesta a uno de las felicitaciones de cumpleaños que recibí ayer. Pues bien, José María Naveiras Escanlar, más conocido como "Pepe el Ferreiro", es el creador y, hasta su cese el martes pasado, director del Museo Etnográfico de Grandas de Salime, el mejor museo etnográfico de Asturias, uno de los más importantes del norte de España y un referente a nivel nacional. Además, fue el responsable de la primera intervención en el castro del Chao Samartín, también en Grandas (el primer yacimiento en el que yo excavé). Ahora lo destituyen porque, dicen, la suya fue una gestión "anárquica" del Museo. Lo cual no deja de ser llamativo, sobre todo porque es el único museo de Asturias que terminó 2009 con superávit en sus cuentas.
En este caso no puedo ser objetivo. Me decía una de vosotros ayer que este buen señor es una institución en el occidente de Asturias, y en la conversación salió también el tema de qué se va hacer con todas esas cosas que no fueron donadas al Museo, sino a él a título personal. Id vosotros a saber.
En este caso, repito, no puedo ser objetivo. Porque lo conozco y porque conozco su labor. Podría tirarme el rollo hablándoos de él, pero prefiero deciros cómo lo conocí y qué hizo que ahora esté incondicionalmente de su parte:
En agosto de 2001, un chavalete de veinte años, con segundo de la carrera de Historia recién terminado, llegó a Grandas para excavar en el Chao Samartín. Aconsejado por otros compañeros, antes aún de conocer el yacimiento, dicho chaval se acercó a ver el Museo Etnográfico. En su recreación de un viejo bar-tienda estaba un paisano con boina sirviendo vino a los visitantes (sin cobrarlo, por supuesto) y preguntándoles qué les parecía el pueblo. Cuando ese chaval salió de esa sala, uno de sus acompañantes le preguntó "¿Sabes con quién acabas de hablar? Es el director del Museo".
En agosto de 2004, el mismo chaval estaba excavando en el yacimiento de Grandas, y el director de la excavación le dijo "Vete al Museo a hablar con Pepe, que me tiene que dar unos libros". El chaval fue y el director del Museo, le atendió amablemente, no sin antes preguntarle de dónde era, si era la primera vez que iba a Grandas y si le gustaban el pueblo y el Museo.
En octubre de 2005, nuestro joven, ya con 24 años, fue a las IX Jornadas de Museología, y escuchó, asombrado, que uno de los ponentes citaba como un referente a nivel nacional el Museo Etnográfico de Grandas.
Y en abril de 2006, nuestro amigo volvió a Grandas para realizar el trabajo de campo para su Memoria de Investigación sobre el pueblo, y encontró la necesidad de pedir ayuda al Ferreiro, que, una vez más, le atendió amablemente, contestó a todas sus preguntas, le facilitó una cantidad de información muy superior a la que era necesaria. Y de paso, el chaval se fijó en que en el despacho del Ferreiro había muchos más libros que en los despachos de muchos profesores de la Universidad.
A estas alturas, ya sabéis que ese chaval que sirve de hilo conductor del relato es el historiador y (algo) arqueólogo bajito y de patillas que escribe estas líneas.
Lo dicho: Que siento rabia y estoy decepcionado con la Consejería de Cultura, con la Universidad de Oviedo y con la Caja de Asturias (ah, no, que ahora somos modernos y se llama Cajastur), miembros del consorcio que controlaba el Museo, por su decisión de quitarlo de en medio. Por cierto, os comunico que mucha gente está cerrando sus cuentas en Cajastur en señal de repulsa por este atropello. Yo sólo lo digo...
Y ahora me despido como él lo haría, diciendo aquello de "Haxa salú".

Bibliografía y enlaces de él, que lo mencionan o que le deben algo:

FOLGUEIRA LOMBARDERO, Pablo: El poblamiento altomedieval en el concejo de Grandas de Salime. Propuesta de investigación y primeras hipótesis, Oviedo, 2006 (Trabajo de Investigación inédito).

FOLGUEIRA LOMBARDERO, Pablo: "El poblamiento altomedieval en el concejo de Grandas de Salime (Asturias). Un acercamiento desde la Arqueología del Territorio", Arqueoweb, 11, 1 (2009).

LÓPEZ ÁLVAREZ, Joaco y GRAÑA GARCÍA, Armando: Ferrerías, mazos y fraguas en Asturias. Documentación para el estudio de la industria tradicional del hierro en el occidente de Asturias, Oviedo, Servicio de Publicaciones del Principado de Asturias, 1998.

NAVEIRAS ESCANLAR, José, LÓPEZ ÁLVAREZ, Joaco y GRAÑA GARCÍA, Armando: Guía del Museo Etnográfico de Grandas de Salime, Grandas de Salime, Museo Etnográfico, 2001.

VILLA VALDÉS, Ángel: El castro de Chao Samartín (Grandas de Salime, Asturias). Guía para su interpretación y visita, Grandas de Salime, Sociedad Arqueológica Profesional, 2005.

Su blog personal.
Plataforma de apoyo.
Grupo de apoyo en Facebook.

8 comentarios:

José Alfonso dijo...

Algo anda podrido en Asturias (en España, que España es Asturias, y viceversa) cuando a los mejores y más capacitados se les destituye sin justicia y sin razón de los cargos que ocupan. Un saludo, Pablo.

Tugurcio dijo...

Estoy de acuerdo en muchas cosas con lo que has dicho, pero con otras no, sobre todo con las cuentas:
Segun el BOPA:
- El museo tuvo unos gastos de 285.000 el año pasado.
- 17.000 vinieron de la venta de entradas, el resto fue subvencionado por la Consejería de Cultura. Es decir el museo tiene el mayor déficit de todos los museos de Asturias
- Al museo llegaban 90.000 € al año de los fondos FEDER para gastar en becas y personal investigador, nunca se gasto ese dinero y nunca se devolvía
-Según la UE el déficit del Museo Etnográfico es de una media de 214.000 € al año, el triple que la del Museo de las Termas Romanas de Gijón, una de las razones por la que este año se han denegado las becas Culturex para Asturias.
La próxima vez que hables de cifras asegurate bien de encontrar suficientes datos.
A eso habría que añadir que Pepe el Ferreiro llevaba el museo como si fuese propio, no le quito el mérito a lo que hizo pero:
-No hay inventario de bienes del museo.
-No hay plan de musealización.
-No permitió entrar a 2 personas en el museo con las becas del csic en la mano.
Y podría seguir, no me gusta cómo lo han despedido, pero tampoco me gustó nada su gestión. Cierto que hizo una labor inicial importante, pero no era la mejor persona para estar al frente de un museo.

Tugurcio dijo...

POr cierto, el vino a nosostros no nos lo cobró porqué eramos voluntarios de la excavación, a mi madre le cobró 4 €

Pablo dijo...

Hola a los dos:
Sobre las cuentas, sí es posible que mis fuentes no fueran del todo fiables, porque en este caso no me molesté en contrastarlas. Así que sobre ese particular no voy a entrar en polémicas.
Sí es cierto que no hay inventario de bienes en sentido estricto, porque el inventario lo realizó él de manera digamos "informal". Y si el nuevo director lo quiere solucionar en dos semanas, será porque no hay tanto que hacer.
El que el plan museográfico es un poco de "andar por casa", pero no más que el que se puede ver en otros museos importantes a nivel internacional que mantienen una organización totalmente decimonónica. Por otro lado, a mí me parece justo el que hace falta en un museo así.
Lo del vino no pasa de ser una anécdota centrada en mi experiencia (desde el principio dije que no iba a ser objetivo), y en la de otras personas que conozco que pasaron por ahí.
Pero de una forma o de otra, habiendo luces y sombras en su gestión, como se decía ayer en un artículo de El Comercio, no se puede olvidar todo el trabajo que hizo, y sobre todo no se pueden perder las formas. En menos de dos años hubiera tenido que jubilarse sí o sí, porque cumpliría los 70, y entonces sí que no tendría otra opción que irse. Entre tanto, se podrían haber buscado formas de hacer que el Museo funcionara mejor.
O eso creo yo, vamos.

Pedro dijo...

¿Y le dieron 250.000 euros a un paisano sin poner al lado a un gestor? Hola Pablo, como sabes tú y varios de tus lectores, tengo el privilegio de disfrutar de una beca (no especifico más) y tengo que justificarlo todo cada 6 meses. Una mala gestión de esa envergadura no se descubre de la noche a la mañana, y hay muchas formas de dar toques a la gente que recibe dinero público. Y una de ellas es dejar de dar dinero público, pero no quitarle a alguien aquello que ha creado por su propia iniciativa. También las obras del Musel han generado un agujero denunciado por la UE, y creo que no ha rodado ninguna cabeza. El caso de Pepe el Ferreiro me huele más a una vendetta caciquil que a una sanción administrativa. Y una pregunta: ¿se pagaron 20.000 euros al mes a una iniciativa personal, sin exigir ningún tipo de recibo, y al cabo del año se le acusa de mala gestión?
Un abrazo. Pedro.
P.D.: el grupo de facebook se acerca a los 6.000 afiliados, y hay gente que empieza a cerrar su cuenta en la caja de ahorros. Estamos ante el embrión de una rebelión ciudadana, a un año de las autonómicas y municipales. Esto se le puede ir de las manos al psoe asturiano.

Pedro dijo...

Tugurcio, por favor, ¿podrías explicar mejor lo de los becarios del csic? ¿Iban de visita, o a colaborar con el museo? Porque si iban a colaborar con el museo, supongo que antes de que llegaran los chavales tendrían que haberse producido primero contactos entre el csic y el museo, no van a mandar a los becarios a la aventura. Y si iban a investigar o a visitar, el museo es público y tiene que estar abierto a todos. Lo dicho, tengo curiosidad.
Un saludo.

Tugurcio dijo...

Para Pablo: si han cerrado el museo dos semanas no ha sido para realizar el inventario de bienes, sino para que la gente no acabe a ostias.
Para Pedro:Los dos chavales del CSIC (chico y chica) consiguieron una beca tras un esfuerzo bastante considerable, porque además tuvieron que conseguir el permiso del MEC para la difusión docente de imágenes de museos (sí lo se, lo debería dar el Ministerio de Cultura y no el de Educación, pero ese es otro tema).
La beca debía servir para la clasificación de los museos etnográficos, arqueológicos y de antropología de Asturias (algo bastante rápido dada la escasez de estos). Al chico, que fue al museo para consultar los datos básicos (personal al cargo, año del último inventario y actividades de divulgación), no se le dejó entrar pese a llevar todos los permisos en regla y pese a que habló por telefono con el propio museo para concertar una cita, y además fue echado con cierta violencia verbal (es decir, lo insultó) y amenazas de violencia no verbal (que dijo que le iba a dor dos ostias, vamos). El chico perdió la beca por realizar el pequeño informe del Museo de Grandas, de forma que no pudo hacer su tesina y tuvo que dejar ese año el doctorado.
A la chica, que fue quien llevó la beca del chico ese al año siguiente, hasta donde yo sé le pasó algo parecido, pero ella denunció el caso no ante la Consejería de Educación, como ya había hecho el chico, sino ante el Ministerio de Cultura y la Policia Nacional. Esto último ocurrió en septiembre.
Por supuesto que es una vendeta, y sobre todo caciquil, porque estamos hablado de cacique Areces vs cacique de Grandas de Salime.
Por cierto, sí que hubo quejas anteriores sobre la gestión del "Ferreiro", y los más de 200.000 € anuales se deben al amiguismo que tenían entonces el anterior director del Museo y Areces (desconozco porqué no se llevan bien ahora y más bien me importa una mierda)
En lo que si estamos de acuerdo en que la forma de tratarlo no es la más adecuada para nadie, y en que se merecía una jubilación honrosa (la cual por cierto fue anunciada en el BOPA de junio del 2006)

Tugurcio dijo...

Para Pablo:
Yo no sé en qué museos internacionales has colaborado, pero te voy a decir en lo que yo hice pruebas de acceso para la catalogación: Museo Thyssen-Bornimisza, British Museum, Victoria & Albert Museum, e Imperial War Museum.
De esos museos, todos con el rango de Europeos (en la UNESCO no exite el rango "internacional"), ninguno tenía una catalogación de andar por casa, es más, el British, modelo por antonomasia de museo decimonónico, tenía una de las mejores catalogaciones que he visto en mi vida. Que tengan una visión antigua de cómo es un museo no quiere decir que tengan un inventario defectuoso, o que carezcan de él.
Cuando no hay inventario se debe más a una escasez de aptitudes de gestión.