jueves, diciembre 31, 2009

Cinefilia de última hora

Muy buenas queridos lectores. ¿De verdad alguien creía que se iba a acabar el año sin que yo colgara algo nuevo?
Pues eso, que aquí estoy de nuevo para hacer un repaso de los estrenos más interesantes del cine de este año 2009. Que sí, que ya sé que la última vez dije que no había visto casi ninguna película, pero últimamente me puse las pilas, así que ahí vamos:

Malditos Bastardos: La última de Tarantino, desde mi punto de vista, junto a Pulp Fiction su obra maestra. Una peli en la que junta todo lo (mucho) que el colega Quentin sabe de cine con una historia muy bien construida, y con esos diálogos geniales que hacen que el cine de Tarantino sea tan especial. Y encima al final se ve una de las imágenes más bellas (a la vez que trágicas) que yo he visto en el cine. La película del año desde mi humilde punto de vista.

This is it: La peli hecha con los vídeos de los ensayos de los conciertos que Michael Jackson no llegó a dar. Vale que no lo daba todo, que no cantaba tan alto como él sabía y que no hacía las coreografías enteras. Pero de todas formas es un documento emotivo que nos acerca a ese genio que perdimos este año, además de que nos dice que si esos conciertos se hubieran llevado a cabo, hubieran sido uno de los espectáculos más grandiosos de la Historia de la música.

Paranormal Activity: Como bien sabéis, en mi casa somos unos viciados del cine de terror y mis padres y yo no es que seamos unos expertos, pero algo sabemos sobre el tema. Por eso, cuando escuchamos que ésta era una de las películas más aterradoras de la Historia, decidimos que había que verla. Y la verdad, es un truño. Una historia manida a la que se le quiso dar un toque de originalidad usando el rollo de falso documental que ya habíamos visto en El Proyecto de la Bruja de Blair. Total, que si la hubieran resuelto como cualquier otra película del estilo, hubiera tenido gracia, pero al hacerlo así, sólo lograron que la película sea lenta y pesada.

2012: O como hacer una película de hora y media y alargarla casi una hora más sin aportar nada a la historia que cuenta. Es entretenida y tal, pero se podría haber resumido en mucho menos, metiendo menos tramas paralelas y sin necesidad de tantos efectos especiales. Si os gustan las películas espectaculares os gustará, pero no ofrece mucho más.

Ángeles y Demonios: Después de leer El Código Da Vinci decidí que nunca más volvería a leer un libro de un tío que no escriba mejor que yo, así que vi esta peli sin tener la referencia del libro de Dan Brown en el que se inspira. No sé cómo será el libro, pero la película, sin ser nada del otro mundo, es entretenida. Para que tengáis una referencia, le pongo nota: un seis.

Trash Humpers: Del Festival de Cine de este año voy a hablaros de esta peli que vi con Álvaro y que se puede resumir en que hace falta una educación sexual de calidad, para evitar que la peña tenga traumas chungos y acabe haciendo bodrios como éste. Eso sí, gracias a otras cosas que vi en el Festival el año pasado, no digo que es la peor película jamás hecha.

Ágora: El cine de Amenábar me entusiasma, así que no sorprenderá a nadie que diga que esta peli me encantó. La producción más cara del cine español merece que diga esto, porque la historia está bien hecha y además están esos planos espectaculares a que Amenábar nos tiene acostrumbrados. Mucha gente dijo que era una crítica al cristianismo. Yo creo que no es así. Es una crítica a todo tipo de fanatismos, y si bien en la peli los cristianos aparecen como unos fanáticos (no obstante, nada de lo que sale en la película es totalmente mentira), también aparecen unos paganos bastante fanáticos. No voy a entrar en el rigor histórico de lo que cuenta (parece ser que Hipatia de Alejandría era mayor cuando fue asesinada, por ejemplo), sino en su enorme calidad cinematográfica.

Celda 211: Dentro del cine español, no sé si quedarme con ésta o con la anterior, porque son dos grandes películas. Ésta, hecha con un presupuesto escaso, nos trae una historia muy interesante, tomada, por cierto, de una novela de Francisco Pérez Gandul: En medio de un motín carcelario, un joven e inexperto funcionario de prisiones tiene que sobrevivir. En la película hay muchas cosas destacables, como la mala situación de los presos de muchas cárceles, el hecho de que cualquiera puede ser un asesino o puede destrozarse la vida sólo con estar donde no debe en el momento más inoportuno, la lucha de poder entre los propios presos. O algo tan simple como que hay mucha mala gente en el mundo, pero que no toda está en la cárcel.

[Rec.] 2: Me gustó mucho más la primera, aunque esta vez se agradece que se intentara dar una explicación (bastante peregrina, por cierto) a por qué se produce el contagio. Recomendable para pasar un rato entretenido, pero nada más. Que nadie espere que esta película le cambie la vida. Resumiendo: Entre las películas españolas me quedo con las dos anteriores.

Feliz año.

3 comentarios:

Pedro dijo...

Hola Pablo, Feliz Año Nuevo. Gracias por traernos hacer buenas críticas sobre pelis interesantes, y de avisarnos de posibles bodrios. De las que citas sólo ví Malditos Bastardos, (maravillosa, coincido contigo), y tengo ganas de ver Agora y celda 211, de las que he oido hablar muy bien (especialmente de la última).
Te dejo. Un fuerte abrazo. Pedro.

José Alfonso dijo...

Coincido en los elogios a Malditos Bastardos y a Ágora. Me quedé con ganas de ver Celda 211.
Espero tu opinión sobre Avatar!
Un saludo.

Anónimo dijo...

Yo he visto celda 211 y ágora y las dos me han parecido estupendas,quizás mas el film de Amenabar por lo que tu dices la producción pero sin duda ámbas peliculas me han encantado. También vi Avatar que me gustó menos ya que si es verdad que los efectos especiales son impresionantes la historia me pareció floja y muy americana aunque siempre se pueden hacer paralelismos con lo que cuenta etccc

Mañana nos vemossss en ÑU

Un saludo (Miguel)