viernes, noviembre 27, 2009

Una frase y alguna reflexión

"Todo poder laico, sin importar la forma en que se manifieste, es forzosamente un poder ateo, obra de Satanás".
Seguro que muchos de vosotros habréis escuchado, igual que la escuché yo, una frase muy parecida a ésta hace relativamente poco tiempo en la boca de un miembro de la Conferencia Episcopal Española. Pero en realidad, la que yo reproduzco es una frase pronunciada por el ayatolá Jomeini, líder de la revolución islámica de Irán, allá por 1979.
Y al leerla hace algunos meses mientras buscaba materiales para hacer la Unidades Didácticas de la oposición, me di cuenta de que a veces, aunque parezca raro, dos personas de diferentes países, de momentos históricos cercanos pero distintos, y que no profesan la misma religión, pueden llegar a ser sorprendentemente iguales.
Por mi parte, yo creo que eso puede ser porque lo que les hace tan parecidos es el fanatismo con el que profesan su religión (en este caso se trata de religión, pero sería igual si habláramos, por ejemplo, de ideología política o del equipo de fútbol al que siguen).
Y lo malo de los fanáticos es que son los únicos que tienen certezas. Para ellos todo es negro o blanco.
Lo chungo es que los demás vemos también el gris.
Un saludo.

3 comentarios:

Auxi dijo...

Buenas,

Ando visitando blogs para dar a conocer nuestro pequeño Refugio, un lugar desde el que recomendamos lecturas y desde el que podemos hacerte llegar el libro que desees. Tenemos una librería en un pueblo de Barcelona e intentamos hacernos un hueco en esto de la venta por internet. Estaremos encantadas de tomar nota de tus pedidos y resolver cualquier duda sobre lecturas.

http://auxi-pajuelo.blogspot.com/

Hasta pronto.

Pedro dijo...

Hola Pablo:
Sólido artículo (se echaba de menos la coletilla). Ciertamente todos los poderes religiosos monoteístas tienen puntos en común. Pero el relativismo no debehacernos cejar en determinados derechos: la Iglesia y el catolicismo hace muchos siglos que no matan a nadie, mientras que el integrismo islámico lo está haciendo en estos momentos. Mientras escribimos desde nuestras casas, en Irán se está ejecutando a personas por ser homosexuales o adúlteras.
En todas partes determinados debates sobre cuestiones delicadas pueden calentarse. En USA hay piquetes antiabortistas a la puerta de cada clínica, gritando a médicos y mujeres embarazadas, y grupos contra la pena de muerte a la puerta de las cárceles durante las ejecuciones. Eso es la opinión pública, uno de los pilares de la democracia.
Pero una cosa es lo que dice una persona desarmada, en un contexto de debate pacífico y democrático, y otra lo que dice una persona armada en un contexto de violación de los derechos humanos. Todos los debates que vivimos en los años 2003-08, todas las pajarracas en torno a Irak, eta, el 11-M y el estatut, en un contexto de fragilidad democrática habrían desencadenado una guerra civil, pero a estas alturas sólo son eso, debates y pajarracas. Así que a relajarse y a debatir.
Por cierto, ¿podrías poner la frase concreta del obispo? porque eso de que todo poder laico es obra de Satanás es mucho decir para nuestros chicos.
Un abrazo. Pedro

Pablo dijo...

Hola, Pedro.
Evidentemente, mi intención con este texto no era más que la de hacer notar que a veces los extremos se tocan, sin más intención.
Que el cristianismo hace mucho que no ejecuta a nadie es algo que todos sabemos, pero no por eso debemos dejar de recordar que en ocasiones siguen criticando la laicidad del Estado. Y, por supuesto, la mención a Satanás no estaba (en algo se tenía que notar la diferencia, ¿no?).
Nos vemos.
P. D.: ¿Ya estás en España?