miércoles, junio 03, 2009

Campaña electoral y ficción electoral

Muy buenas, queridos lectores.
Esta mañana me llegó la propaganda electoral del Partido Popular, y yo, que soy un tío de mente abierta y con ganas de conocerlo todo, la leí, para ver si decía algo interesante.
Pero nada. Les doy la oportunidad y me defraudan. Un folio impreso por las dos caras, y no decía nada. Mucha palabrería, demagogia, mucho rollo en plan España tiene que tener voz en Europa, que si tenemos grandes propuestas... Pero casualmente no dicen cuáles son esas grandes propuestas ni cómo pretenden que se escuche la voz de España en Europa. ¿Será secreto de Estado? ¿Esperarán que les votemos porque sí, por su cara bonita? ¿Las campañas electorales no consistían en decir qué se va a hacer?
P. D.: ¡Qué desperdicio de papel!

Ahora, se me ocurre lo que puede ser la organización de la estrategia de campaña en la sede del PP (calle Génova, allí en Madrid). Visto lo visto, debe de ser algo así:
MARIANO RAJOY: Hace falta que la gente nos vote. Hay que meterse con Zapatero.
EL QUE LE ESCRIBE LOS DISCURSOS: Sí, vale, pero éstas son elecciones al Parlamento Europeo. ¿No quiere que le incluya alguna referencia a Europa en los discursos?
MR: ¿Para qué? Queremos gobernar España. Europa ya la gobernaremos más adelante.
EQLELD: Ya, claro, pero igual queda bien.
MR: No hace falta. Tú mete algo sobre el uso de los aviones militares.
EQLELD: Sí, vale, pero es que eso es un poco resbaladizo, mire que eso lo hacen todos los gobernantes. Piense que ustedes también lo hacían, y que Zapatero todavía no llevó a gente en el avión para hacer fiestas como Berlusconni.
MR: ¡Qué más da! Tú escribe eso, que para eso te pago.
EQLELD: Vale, vale, como quiera, pero es que lo de la seguridad de los gobernantes es algo importante. Recuerde que Aznar tiene un equipo de seguridad de varias docenas de guardaespaldas.
MR: Déjate ya de tonterías o te despedimos. A ver... hay que decir también que lo de Camps es una conspiración.
EQLELD: ¿Seguro? Que la gente está muy quemada con los chorizos, y recuerde que las teorías de la conspiración no sirvieron de nada en la legislatura anterior.
MR: Nada, nada. Tú ponlo. Y hay que mencionar la crisis, que todo es culpa de Zapatero.
EQLELD: ¿Seguro que quiere que ponga eso? Mire que la crisis es mundial y General Motors quebró esta semana.
MR: ¿Pero no lo ves? Todo es culpa de Zapatero, que la está liando parda a nivel internacional.

Si no es así, será algo parecido.

Un saludo.

4 comentarios:

Pedro dijo...

Hola Pablo, siento llevar tanto tiempo sin participar regularmente en tu blog. El caso es que me llamó la atención tu texto porque yo también recibí hace poco la misma cartita de los dos barbudos (viviendo tan cerca vendrían en la misma remesa). Obviamente, en una carta electoral tampoco van a contar la Ilíada; en cuanto al programa económico del PP, tener deben de tenerlo, cierto que no lo enseñan ¿será para reservarse las medidas para cuando gobiernen ellos?, pero lo cierto es que con ellos España salió de la crisis de los 90, y que los países auropeos de nuestro entorno gobernados por la derecha (Francia, Alemania, Italia) están aguantando como pueden la crisis sin las cifras terroríficas de paro que hay en España.
Sobre la estrategia de calle Génova (por cierto, curiodidades de la vida, la sede del PP está casi enfrente a la casa natal de José Antonio), ahí tampoco entro, aunque justamente de lo que hablas en esa conversación no aparece en la carta, ya que en ella sólo se habla de empleo y de las grandes negociaciones en Europa. Y la gente con memoria se acuerda del paro de la etapa felipista, de las luchas del PP en Europa por el campo español, y del sablazo-novatada que le metieron a España/Zapatero en la última ampliación de la Unión, cuando nos recortaron de manera brutal los fondos de cohesión, una de las mayores puñaladas nunca dadas en la UE.
Y en cuanto al debate en torno al Falcon, cada uno sacará sus datos y contará lo que quiere, pero recordemos que el coche de medio millón de euros de Touriño le costó el sillón, y que una cosa es gasto público y de representación, y otra despilfarrar el dinero del contribuyente. Si el caso del falcon sirve para echarle un vistazo a las cuentas de gastos personales bienvenido sea. Pero no olvidemos que ante ese tipo de cosas el votante de derechas y de izquierdas reacciona de manera diferente: los políticos de derecha proceden tradicionalmente de las clases altas, y ni lo ocultan ni al votante medio de derechas le importa. Al contrario, les interesa que cuando lleguen al poder sepan comportarse en un ambiente de élite y sepan hablar de cifras altas. Por eso los políticos de derechas en campaña visten de burgueses de sport, camisa de marca sin corbata, chaqueta tebas, polo... Frente a eso, los políticos de izquierdas no alardean de su riqueza de cuna, cuando la tienen, u ocultan que papá era secretario de Estado franquista, o cacique del psoe andaluz; en campaña visten de pana, con toques progres, levantan el puño en Rodiezmo, se ponen el pañuelo palestino... se crean una imagen de cara al votante "obrero", hasta que ganan las elecciones, "descubren que la langosta está más rica que la patata", como diría aquella, acceden a un nivel de vida y de gasto increíble, y algunos se vuelven locos. Son famosos los despilfarros de Maleni, o el ya citado coche de Touriño, por no remontarnos al felipismo. Y se ponen nerviosos porque ahí les duele; porque el votante de izquierdas da por sentado que el político de derechas es un opresor burgués "que bebe la sangre de los trabajadores" y otros slogans de cuando mi abuela iba a por agua a la fuente; pero que un presidente socialista, que se definió como rojo en Marie Claire (no en el Viejo topo) y que se arremanga en Rodiezmo, ahí abajo con sus hermanos proletarios, coja un avión militar pagado por los contribuyentes para llevar a sus hijas a Londres...no sé, no sé lo que pensará el viejo votante de IU que se pasó al psoe por aquello del voto útil.
Ah, por cierto, a Aznar le pusieron una bomba.
Bueno, ya termino. Un abrazo y cuídate.
Pedro

Pedro dijo...

Una cosa, se me olvidaba ¿alguien conoce al ministro actual de agricultura? lo digo porque en los tiempos de Aznar, Loyola de Palacios (DEP) y Cañete estaban todo el día en el telediario con sus gestiones en Europa, y ahora que lo pienso no es que no salga el ministro socialista de agricultura en la tele, es que directamente no sé ni quién es ni a qué se dedica en la vida. Espero que tú o tus lectores me ilustren. Y si no a wikipedia.
Un abrazo. Pedro.

nbiciado dijo...

@Pedro: la ministra es Elena Espinosa Manga, digo Mangana (en que estaría pensando). Sale bastante por la tele, pero a lo mejor no te suena porque ahora el Ministerio ya no se llama "de Agricultura"; ahora es "de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino" (sin comentarios...)
@Pablo: yo cada vez que veo la propaganda electoral en el buzón pienso : "spam en el mundo real". La de papel que gastan todos los partidos en algo que casi todos tiramos al momento a reciclar...

Pablo dijo...

Jo, lo cuelgo ayer y esta mañana ya encuentro tres comentarios de dos personas. Esto es un exitazo, jeje.
Evidentemente, en mi texto la "chicha" estaba en la primera parte sobre lo que Víctor llama el "spam en el mundo real". El resto es la coña política que hago siempre que hay elecciones y no debe tomarse como una reflexión seria, sino como un mero divertimento, que además fue más improvisado que otra cosa (por eso faltan referencias al aborto, a lo de que los socialistas no saben leer y esas cosas).
Pero ya puestos, podemos mencionar, si os apetece, lo del Falcon. A ver. Un presidente del Gobierno lo es siempre, cuando va a un foro internacional y cuando lleva a sus hijas al colegio, y como tal, necesita una seguridad. Y yo no critico la seguridad de Aznar, sino la hipocresía de que los suyos critiquen la del presidente y no la del ex.
Y lo del coche de Touriño igual sí le costó las elecciones (aunque en realidad los que perdieron más votos fueron los del BNG, y no los del PSOE), pero yo sigo diciendo que habría que comparar lo que costaba (que, efectivamente, era mucho) con lo que cuestan los coches de otros presidentes autonómicos, comparación que no vi en ningún sitio. Tal vez no sería para tanto, no sé.
Un abrazo a los dos.