jueves, noviembre 13, 2008

In memoriam: Rocky (2003-2008)


"Rocky ya no vive aquí".
Con ésta frase me dijo mi madre esta mañana (escribo el día 13 de noviembre, aunque este texto tardará algunos días en colgarse) que el perro había muerto de madrugada. No voy a mentir. Rocky y yo nunca tuvimos una relación especialmente cordial. A mí ni siquiera me gustan los animales. Pero bueno, me había acostumbrado a él.
Era revoltoso, bastante ladrador y en los últimos tiempos se había vuelto algo agresivo e impredecible, y ya no podíamos dejarlo demasiado tiempo solo en casa porque siempre se las arreglaba para hacer alguna pifia. Pero era la mascota de mi familia.
Y, pese a que llegó a casa de manera casual y a que nunca quisimos tener un perro, lo tratamos bastante bien. Así que no murió por estar mal cuidado, sino por la negligencia de la veterinaria, pero eso es otra historia.
Así que si alguno de vosotros va a buscarme a casa a partir de ahora, que sepa que ya puede llamar al timbre, porque ningún perro va a ponerse a ladrar, impidiéndome escuchar lo que me decís desde abajo. Y ya no va a haber ningún bicho que moleste a las visitas en mi casa.
Porque ya no hay un perro en mi casa.

9 comentarios:

enbiciado dijo...

ooooh, los sineto mucho, con lo que molan los perrros, justo este viernes hizo cuatro años de la muerte de mi boxer, si yo pudiese me compraba otro (pero algo más trnaquilo, un bulldog francés o por el estilo), animate a por otro bicho

Daniel dijo...

Aunque no te gustara mucho Rocky, seguro que era buena gente, y lo vais echar de menos.

Diana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Diana dijo...

Hola
Bicho, estás seguro de que el que ahuyentaba a las visitas era Rocky?
No será que tú eres más revoltoso que el propio can?
Que sepas que los chuchos son menos molestos que la mayoría de las visitas, que seguramente tus padres lo van a echar en falta y, seguro que tú... también.
Un biquiño desde Coruña e non lle votes pestes o can
Diana

Pedro dijo...

Lo siento, Pablo, a mí sí me caía bien el chucho, siempre jugaba conmigo. Y desaprovehcaste la oportunidad de utilizarlo para conocer chicas, que se volverían locas con esa bolita de pelo blanca (yo siempre atrayéndote al lado oscuro, sea del neoliberalismo, sea del manual "acme" para seducir churris).
Un abrazo. Pedro

Jabolka dijo...

Mi más sentido pésame, seguro que le echas de menos, en el fondo!

Pablo dijo...

Muchas gracias a todos por vuestras palabras.
Nos han reconfortado mucho.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Ya ves que somos muchos los que sentimos la despedida de Rocky. A mí particularmente me gustaba y hacia lo imposible por suavizar sus diabluras. Qué se le va hacer...Seguro que en el fondo lo echarás en falta.
un beso,

Nazgul dijo...

Me gusta tu blog, Pablo, creo que coincidimos en muchas cosas. Lo siento por Rocky, toda vida sentiente que se pierde deja un hueco en el mundo. Un saludo!