jueves, junio 05, 2008

¿Libertad para qué?

Una de las grandes cosas que tenemos en nuestra sociedad es que disfrutamos de libertades y de derechos. Sobre todo si tenemos en cuenta que en nuestro país tuvimos que soportar una dictadura bastante puñetera. Pero a veces se nos olvidan ciertas cosas en relación con los derechos y las libertades, en plan que los derechos suponen también deberes, que los derechos de unos terminan donde empiezan los de otros, o que las libertades suponen también responsabilidades.
Esto viene a colación por el juicio contra Jiménez Losantos por los insultos vertidos contra Ruiz Gallardón en su programa de radio. El locutor se escuda en la libertad de expresión, en el derecho a informar (me acabo de enterar de que este tío estaba interesado en informar, yo que pensaba que lo que quería era beneficiar a una parte muy concreta del Partido Popular) y esas cosas. Pero se le olvida que junto al derecho que él tiene de informar, está el derecho de Gallardón a no ser insultado. Y la libertad de decir lo que nos venga en gana también debería suponer que tenemos que asumir la responsabilidad de lo que decimos y las posibles consecuencias que pueda tener.
Es decir, yo puedo ser muy libre de salir a la calle a pegar gritos como un descosido, ningua ley me lo impide, pero debo asumir que pueden llegar unos simpáticos señores vestidos de blanco para llevarme a la planta de psiquiatría del hospital más cercano. O una noche puedo estar borracho como un mandril y cruzarme con un fulano cuya cara parezca un cuadro cubista; nada me impide decirle que es feo, pero debo asumir la responsabilidad de mis actos y aceptar que el tipo puede cruzarme la cara.
Pues en el caso del señor Jiménez Losantos y sus acólitos es lo mismo. No hay censura, nunca se les impidió que soltaran sus insultos en antena. Ahora deben aceptar la responsabilidad de sus actos y aceptar que aquéllos a quienes insultaban puedan reivindicar sus derechos.
Entre ellos, el derecho a no ser insultados.
Ilustrando este texto, una de las portadas alternativas de El Jueves de esta semana (número 1619)

5 comentarios:

Jabolka dijo...

Pues si, no hay que olvidar que la libertad de cada uno empieza donde termina la del de al lado...
A mi en el fondo,losantos me da algo de pena...

Por cierto, soy Pilar, es que me cambié de blog
Saludos

Diana dijo...

Hola
Bien dicho Pablo, muy bien dicho.
Es más que probable que este energúmeno se acabe saliendo con la suya, dado que cuenta con el apoyo de los más duros del pp y con la venia de la iglesia.
Así que si no es por decreto ley ha de ser por imposición divina, pero se saldrá con la suya.
Ya podían taparle esa bocaza que sólo suelta estupideces y barbaridades.
Ya podían rendir cuentas los obispos que le pagan por decirlas que son a la postre los que mandan en él.
Un saludo desde Castellón amigo Pablo.
Diana.
PD
Le puede dar pena a alguien este tío?
No me lo puedo creer.

Pablo dijo...

Muy buenas.
Gracias a las dos por escribir, siempre es un placer.
El problema de este caballero (dicho sea con toda la ironía del mundo) es que piensa que usando insultos rebuscados demuestra que es culto. Pero en realidad, si fuera verdaderamente culto no necesitaría insultar: le bastaría con dar argumentos. Ésa es la diferencia entre él y una persona educada.
O al menos, eso me parece a mí.
Besos a las dos.

Jabolka dijo...

Suerte tb para ti!! Ya se sabe la fecha en asturias y cantabria? yo estoy a contrareloj acabando la puta PD y uudd respectivas, grrgrgrgrgrgrgr...

Pablo dijo...

Muchas gracias, Pilar. Todavía no sabemos nada, pero se rumorea que será la misma fecha que en el resto de comunidades, ya sabes que suele ser a la vez para que sólo nos podamos presentar en un sitio.
Besos.