martes, mayo 20, 2008

Arqueología de verdad

A pesar de haber escrito un texto ayer, hoy, día en el que se cumplen cien años de la inauguración del estadio de El Molinón, voy a colgar otro. Éste, para solidarizarme con la reivindicación de mis antiguos compañeros en las lides de la Arqueología. Sí, porque resulta que las condiciones laborales, que en general no son demasiado boyantes, en Madrid ya son terribles. Así que cedo la palabra a mi compañero el "Salas" (ya lo mencioné hace algunas semanas) y dejo que sus protestas tengan un lugar en mi blog (por cierto, si entráis en este enlace, veréis por qué Indiana Jones es un arqueólogo... poco serio):




Indiana Jones en Madrid

El próximo día 22 es el estreno mundial de la nueva película de Indiana Jones. Además, llega el buen tiempo y la prensa se llena de noticias sobre Atapuerca u otros yacimientos que todo el mundo conoce. Pero lo que muy poca gente sabe son las condiciones en las que, generalmente, se practica la arqueología, esa “bonita” profesión.
El trabajo de campo se realiza todo el año, llueva o haga sol, con -5º ó 50º C. Normalmente se come caliente en verano, y frío en invierno, ya que no hay microondas, neveras, ni tan siquiera un lugar donde refugiarte si llueve, o un simple baño. Hay veces en las que tampoco se cuenta con elementos de seguridad básicos, como unos guantes. Los problemas de salud, como tendinitis, contracturas, etc, originados por las malas posturas que hay que poner para no dañar lo excavado o por el trabajo de pico, pala y carretilla durante 8 horas al día (de esto no te dicen nada en la carrera) están a la orden del día y no se reconocen como enfermedad laboral. Y todo esto, después de 5 años de universidad y un título superior con el que con suerte, ¡llegas a cobrar 1000 € mensuales!
Y todavía hay gente que dice: “que profesión más bonita, todo el día con un pincelito descubriendo dinosaurios”.

10 comentarios:

Davidviso dijo...

Gracias por apoyarnos con este granito de arena, en la difusión de nuestros problemas. Esperemos que tengan pronta y adecuada solución.
Un abrazo

Pablo dijo...

De nada, compañero.

MARNIE dijo...

Pues ya se me ha ido la idea romántica del Indi Jones a la frontera del improperio (jocoso taco, digo..). Pero tienes razón .. Aunque, supongo, que lo de menos son las tendinitis, porque lo que gusta … gusta, no?
Besos desde la esquinita del Atlántico
Marnie

P.D.(Ah! Vengo a curiosear aguijonada por Diana, mi vecina de “un lado”)

Pablo dijo...

Ante todo, bienvenida a mi blog, Marnie, gracias por pasar por aquí y por escribir.
Hombre, sí es verdad que lo que gusta, gusta, pero cuando después de todo el esfuerzo, las condiciones laborales son tan malas, uno no puede evitar sentirse un tanto... frustrado. Por eso, porque yo también pasé por ello y sé lo que es, quise que la reinvindicación de mis compañeros tuviera un hueco en mi blog, y por eso los apoyo.
Un beso.

Diana dijo...

Hola.
Haces bien en apoyar a tus colegas niño, La verdad es que hay profesiones en las que los profesionales se dejan la espalda (y, en ésta más que en otras), y el público cree que es todo romanticismo.
Un bravo por ellos y ojalá que sonsigan la consideración que se merecen.
Desde Coruña un biquiño para todos ello.
Diana.
PD.
Otro para tí, por ser tan buen amigo de tus amigos.

Pablo dijo...

Muchas gracias por tu apoyo.
Un beso.

MARNIE dijo...

Bueno venía solo de visita.. dejarte un saludo y las gracias por tu paso por mis historias..

Besos desde la esquinita del Atlántico

Marnie

Pablo dijo...

Muchas gracias, Marnie.
Un beso

Pilar dijo...

Es una vergüenza, en este país no hay dinero para nada que sea humanismo y cultura... pero ¿Como lo va a haber, si ni siquiera lo dan para investigaciones científicas como Dios manda???

Luego nos quejamos de como va España, pero tenemos la mierda que nos merecemos. Sin embargo es justo dar las gracias a todas esas personas idealistas que luchan por amor a su profesión y no buscan hacerse ricos con el trabajo,ya que consiguen que no perdamos la esperanza. Y por supuesto, todos tendríamos que apoyarles para que sus condiciones laborales vayan mejorando, ya que es por el bien d todos!!

Uf, menudo discursito te he echado no? Me has pillado inspirada,jejeje

Pablo dijo...

Totalmente de acuerdo, Pilar.
Y los discursos siempre son bienvenidos en este blog, como verás si miras textos más antiguos.
Besos.