sábado, febrero 16, 2008

Días de cine... español

Antes de entrar en materia, me gustaría comentar un par de cosillas. Como ya sabéis, Jiménez Losantos ha sido denunciado por injurias por Gallardón. Normal. Que una cosa es la libertad de expresión y otra muy distinta andar insultando a la peña. O sea, que hay que mantener las formas. Pero leyendo lo que el muy indecente había dicho, me encontré con una palabra llamativa. TAFANARIO. Utilizó la palabra "tafanario". Es rotunda, ¿verdad? Tafanario... No os digo lo que es, pero os dejo el enlace de la web de la Real Academia Española, para que, aprovechando que estáis en la red, busquéis su significado. Seguro que se os queda la misma cara de póker que a mí, y que podréis decir que Losantos es un pedante.
Otra cosa digna de ser mencionada es el hecho de que esta mañana tuvimos a Mariano en Asturias, concretamente en Oviedo. Parece ser que uno de los temas que trató fue el cambio climático. Lo que no sé es lo que pensará su primo de todo esto.
Bueno, dichas estas cosillas, entro en materia. Y hoy pensaba hablar de cine. Concretamente del cine español.
Hay una serie de temas tópicos en las conversaciones españolas, y el de la crisis del cine español es uno de ellos. Incluso hay quien dice que no ve cine español porque no es bueno (y se atiborran a palomitas viendo películas de Stallone), o que cuando una película española tiene éxito o incluso recibe buenas críticas dice cosas del tipo "no parece española" o "es la excepción". Se dice que en España no hay buenos actores, ni buenos directores, ni buenas historias...
Sin embargo, la película más taquillera de 2007 fue El Orfanato, cuyos derechos ya se han vendido a Hollywood. Vale, seguramente la segunda película española del ranking esta en el puesto veinte o por ahí, pero pensemos que estará luchando contra cinematografías infinitamente más poderosas y con más medios. Y nos guste o no, Mortadelo está funcionando, como en su momento funcionaron las de Torrente (y conste que me parecen todas ellas unas mierdas).
Que no hay buenos actores. Sobre esto, hay quien dice que eso se ve al no tener un actor para interpretar a Alatriste, pero creo que más que demostrar que no hay actores, el que viniera Viggo Mortensen demuestra que hay actores extranjeros interesados en venir a trabajar en películas españolas. Pero de eso hablaré más adelante. Sí hay buenos actores en España, e incluso hay algunos que logran trabajar fuera, en Estados Unidos (Antonio Banderas, Javier Bardem, Jordi Mollá, Penélope Cruz, Maribel Verdú, que pronto va a trabajar con Coppola, en menor medida Elsa Pataky y Paz Vega...) o en Francia (Victoria Abril, Sergi López...).
Otro motivo de crítica es el de los directores. Dicen que no los hay buenos. Pues la verdad, tanto Amenábar, como Amodóvar han hecho grandes películas (las mayores críticas hacia estos directores que he escuchado las pronunciaron precisamente quienes jamás vieron ninguna película suya). Y tanto ellos como otros tienen suficiente tirón internacional como para conseguir que actores extranjeros quieran trabajar con ellos. Acabo de mencionar a Viggo Mortensen, pero también puedo mencionar a otro "anillero" como Elijah Wood, que trabaja en la última de Alex de la Iglesia, o a Tim Robbins, que aparece en La vida secreta de las palabras de Isabel Coixet, o a Nicole Kidman que trabaja en Los Otros de Amenábar (producida, por cierto, por Tom Cruise, que también protagonizó el remake de Abre los ojos).
No hay historias, nos dicen. Pero los derechos de El Orfanato y de Rec. se han vendido a Hollywood para que hagan el remake, igual que se hizo hace unos años con Abre los ojos (que me encanta, por cierto). Y ésa es otra. En Hollywood tampoco sobran ideas, como se ve por el hecho de que hacen sobre todo remakes, secuelas (hasta hubo que inventar la palabra "precuela" para referirse a ciertas películas), y películas basadas en libros, cómics o en series de la tele. Recordemos algunas recientes: Piratas del Caribe (con dos secuelas), Ocean's Eleven (basada en una película más antigua y con dos secuelas), 300 (basada en un cómic), Rocky Balboa, John Rambo, La Jungla 4.0, se está rodando otra de Indiana Jones, se está rodando una segunda película basada en la serie Expediente X, se va a empezar a grabar una película basada en El Equipo A... Suma y sigue.
Cada vez va menos gente al cine, se dice también. Eso es verdad (os dejo la noticia). En España se han perdido muchos más espectadores que en el resto de la Unión Europea. Pero eso afecta a todo el cine, no sólo al español. Sinceramente, cuando se habla de que cada vez hay menos espectadores en las salas de cine es el único momento en el que me creo que el cine está en crisis. Pero no sólo el español, sino todo el cine en general. Y en este caso creo que no es sólo por las malas historias, o los malos actores, o los malos directores... Creo que es también por el precio. Hace unos días comentaba con una de vosotros tomando un café que cuando íbamos al instituto por quinientas pelas veíamos una peli y hasta podíamos comprar algo para comer o para beber. Ahora sólo la película ya cuesta más del doble.
Con lo barato que sale ir al videoclub a alquilar un dvd (gratis si lo sacas de la biblioteca del barrio) y con lo cómodo que se está en el sofá de casa.
Por cierto, os dejo un par de textos sobre cine español escritos por Alex de la Iglesia e Icíar Bollaín. También os dejo el texto que ellos critican (para que nadie diga que soy tendencioso, je, je).

1 comentario:

Pedro dijo...

Interesante artículo, compadre, y gracias por hacer que me reconozca en alguno de los protas secundarios del mismo.
Unos pocos comentarios: Gallardón lleva años querellándose contra el viejo Federico, a ver qué saca. Y en cuanto a la riqueza léxica de sus improperios, todos los que hemos estado despiertos, relativamente conscientes, y oyendo la cope a las 7 de la mañana, la conocemos perfectamente.
Pasando al cine español, lo que decías me recordó a la galletana guillén crow, que cuando presentaba versión española empezaba cada programa con un "tengo una buena noticia para el cine español".
Vamos a ver, que sí, que la gente va cada vez menos al cine, y que podemos retorcer los datos como queramos, pero hay una estadística solidísima: el cine español ha perdido el 30% de espectadores en un sólo año (1 de cada 3), y el extranjero visto en España sólo un 10% (1 de cada 10). Y, a su vez, sólo el 10% de los espectadores españoles vieron pelis españolas. La diferencia es abrumadora. Y eso que no dicen qué porcentaje de ingleses y franceses ven sus pelis. Porque no podemos competir con USA, obviamente, pero sí con Europa. Y si el cine español fuera tan bueno, recaudaría algo en Europa, y ganaría premios internacionales, en los que anda francamente escaso, excepto Almodóvar; y Javier Bardem no tendría que irse a USA para hacer un papel como el de "No country for old men", después de haber hecho aquí joyas como boca a boca, jamón jamón, huevos de oro, etc.
En dos palabras, en España no hay industria, sino artesanado. Y el artesanado depende de que haya media docena de figuras, que sí, cuando salen son buenas, pero que pueden realizarse mil veces mejor fuera de España que aquí. Y el año que no sale ninguna figura fresca e interesante, o el año en el que ninguno de los 4 directores interesantes saca peli, pues el cine español se va a tomar por el culo. Y en cuanto a Alex de la Iglesia, sería interesante que nos contara por qué decidió irse a Inglaterra a rodar con Elijah Wood (creo que se escribe así), con lo bien que salió aquella joya que hizo con Guillermito (Álvarez de) Toledo.
En suma, que sí, que el cine español es maravilloso, pero algo pasa si no lo ve ni Dios. Lo siento, pero estoy muy de acuerdo con el primer artículo de El País, y creo que señala a la perfección todas las taras de nuestro cine. Y puedo recomendar unos pocos artículos de Reverte que lo corroboran.
Ya termino. Un fuerte abrazo de tu amigo
Sólido-artículo.