jueves, enero 17, 2008

Últimas ocurrencias

Resulta que en Francia ya nacen más niños fuera del matrimonio que dentro. Eso, unido al hecho de que su presidente se ha separado de su mujer para arrimarse a una modelo, si sucediera en España, haría que la jerarquía eclesiástica dijera que el Gobierno no sólo no apoya a la familia, sino que quiere destruirla. Pero en Francia la Iglesia está domesticada.
Sin embargo, aunque parezca que no, aquí también se piensa en la familia. Sí, porque Mariano ya ha dicho que, cuando gane (fijaos en que no usa el condicional, no dice que lo hará "si gana"), va a crear un Ministerio de la Familia. La verdad, cuando escuché la noticia me vinineron a la cabeza imágenes en blanco y negro. Porque esa idea, además de demagógica, innecesaria y, por qué no decirlo, peregrina, me suena un tanto anacrónica. Me recuerda a los tiempos en los que el Franquismo regalaba casas a los que más hijos tenían.
Pero no es la única ocurrencia que ha tenido Mariano en los últimos tiempos. La más reciente es la de dejar a Gallardón fuera de las listas. Hay que fastidiarse. Para uno un poco civilizado que hay en ese partido... Pero todo esto nos da medida de la capacidad de liderazgo del de la barba. Si se plegó al órdago de Esperanza, es que no tiene autoridad ni dentro de su propio partido. Y digo yo... Si no es capaz de imponer su criterio ni a la Barbie Tercera Edad, ¿cómo espera estar preparado para gobernar un país?
Pero eso también tiene otra lectura, claro. Si Gallardón y Aguirre se peleaban por ir de diputados, a lo mejor es que no les interesa tanto Madrid como intentaron aparentar en las elecciones autonómicas y municipales. A lo mejor los madrileños deberían preguntarse en manos de quiénes están...

2 comentarios:

Pedro dijo...

Hola, Pablo:
Muy sólido artículo. Allá vamos (omito decir que tengo que rebatirlo, a quién vamos a engañar):
En primer lugar, el hecho de que en un país occidental nazcan más niños fuera que dentro del matrimonio no suele estar relacionado con el cambio de costumbres sino con la inmigración y la marginalidad. Es más, no es bueno. Echa un vistazo a las estadísticas de ilegitimidad en la población negra americana en los últimos 40 años, y ve cómo el crecimiento de este fenómeno siempre va acompañado de un aumento en la pobreza, marginalidad y criminalidad. A las aclases medias nos puede parecer muy progre y guay lo de no tener lazos, pero en las clases bajas eso se convierte en un factor más de desarraigo y del llamado cuarto mundo (ghetos de miseria absoluta dentro del primer mundo); niveles de miseria que habían sido superados en las décadas de 40-50.
Sobre la vida sexual de super sarko, hay que apuntar que tanto los políticos, como la burguesía francesa, han tenido siempre una vida sentimental agitadísima y maravillosa (Mitterrand tenía dos familias, la legal y la de su amante de toda la vida). Te recomiendo encarecidamente descubrir el cine de Louis Malle (su mejor peli es "ascensor hacia el cadalso", aunque aquí viene mucho mejor "le soufle au coeur", o "los amantes", con vilallonga; por no hablar de una pequeña joyita de Truffaut, "La peau douce", con la hermana guapa de Catherine Deneuve).
Sobre la Iglesia española, creo que ya hablé suficiente en anteriores respustas, y paso de meterme en similares cenagales de nuevo.
Pasando a don Mariano, en muchas ocasiones emplea el condicional, pero bueno, eso es retórica política. En cuanto al ministerio de la familia, tampoco es una idea tan tan descabellada. Un ministerio que gestione las pensiones, las ayudas a las amas de casa, a los hijos, con competencias de los ministerios de economía, hacienda, educación, trabajo... Zapatero también creó el de vivienda, que no sirvió para nada, y desdobló, de forma inútil, educación y cultura. Lo dicho, tampoco suena tan peregrino. Y en cuanto a las ayudas a la natalidad, se dieron en toda la Europa de posguerra, y se siguen dando en Francia. ¿De verdad ves tanta diferencia entre esas ayudas y el cheque bebé?
En cuanto a Gallardón, es lo que tiene jugar a ser el Sarkozy español. Cuando vas por ahí diciendo que quieres ser presidente, pues te ganas enemigos; y si tienes enemigos dentro de tu propio partido, más te vale prepararte para cosas así.
Por cierto, los únicos que se han rascado las vestiduras por Gallardón han sido Fraga y los socialistas. Me recuerda a los casos de Bono o Rosa Díez. Con diferencia de que en el PSOE, cuando tocas los cojones, te echan del partido o te montan un escándalo (Borrel, Cristina Alberdi, Rosa Díez...con Bono no se atrevieron a tanto). Sobre la autoridad de don Mariano dentro del PP, ciertamente no ha cortado ninguna cabeza, pero tampoco está ahí para eso. De hecho, con Piqué como con Gallardón ha ralentizado las purgas lo más posible, mientras que en otros sitios las purgas han sido mucho más rápidas y despiadadas.
Y en cuanto a los madrileños, no sé, algo me dice que de éstas Sebastián y Simancas no van a recuperar ningún voto. Y todos sabemos que gobernar Madrid es estar a un paso de gobernar España, y eso a los madrileños les encanta. ¿Costará votos esto al PP? No lo sé, pero la mayoría de los que votaron a Gallardón votaron también a Espe y antes a Álvarez del Manzano. Y ninguno se enfrentó a un paquete como Sebastián.
Bueno, por hoy ya es suficiente. Un fuerte abrazo.
Pedro.

Pablo dijo...

Muy buenas.
La verdad, no pensaba responder, porque el texto no da para tanto debate, pero bueno, ya puestos...
Sobre lo de los niños, los matrimonios y la Iglesia no quería decir nada porque, para qué te voy a engañar, lo metí para rellenar (la semana fue flojita y a mí no se me ocurría nada).
En realidad, el tema del texto era lo de que Rajoy no tiene autoridad. Mira, yo no sé qué pasa en ese partido, pero me da la sensación de que, de manera errónea, se está dando demasiada cancha al sector más duro en detrimento de la facción dialogante. No creo que debamos hablar de purgas ni que podamos temer una escisión. Pero sí creo que Mariano metió la pata. ¿Perderá votos por esto? No lo sé, pero yo apostaría a que sí.
Un abrazo.