domingo, julio 22, 2007

Alto Voltaje

"Buenas tardes, Gijón. Buenas tardes, mundo. Bienvenidos un sábado más. Esto es... Alto Voltaje".
Así empezaba hace años el programa de radio que tenía con uno de vosotros. Dos horas de radio a la semana dedicadas a la música más dura, una buena forma de soltar adrenalina cada sábado. Hoy quiero, recordando aquellos tiempos, escribir sobre los discos nuevos (y no tan nuevos) que escuché en las horas de autobús que pasé yendo y viniendo de Vigo. Es posible que a muchos de vosotros no os interese nada, pero me da lo mismo. Así que ahí van:

Fito & Fitipaldis: Por la boca vive el pez. Probablemente no sepáis que, según una leyenda no confirmada, la palabra "kalimotxo" se tomó de una canción del grupo en el que estaba Fito hace años, Platero y Tú. En su canción "Tras la barra" aparece un personaje llamado Gorka Limotxo que habría sido el inspirador de esa palabra. Por cierto, si tenéis oportunidad, no dejéis de escuchar el disco A Pelo, de Platero, probablemente uno de los mejores discos en directo que se han grabado en el rock español. Volviendo a Fito, siempre me pareció un músico muy carismático, un buen compositor y un excelente gutarrista. Por eso me parece que desperdicia su talento con canciones muy simplonas. No me entendáis mal. El disco está bien, pero no tiene la intensidad de otros que ha grabado. No tiene la rabia de los discos de Platero, pero tampoco es tan intenso como sus primeros discos en solitario (sobre todo el nunca bien valorado A Puerta Cerrada, que, aunque os cueste creerlo, era un disco estupendo aunque en él no sonaba ni una sola guitarra eléctrica). La mayoría de las canciones de Por la boca... son muy parecidas entre sí, y consigue que a veces sea aburrido escucharlo. En el disco se incluye una versión de "Deltoya" de Extremoduro, que está a ritmo de rockabilly y suena un poco rara, sobre todo para los que conocíamos la versión original. Fito recupera además un poema al que habían puesto música hace años él y Robe de Extremoduro titulado "Abrazado a la tristeza" que, con arreglos nuevos, suena bastante bien. El resto de las canciones parecen una sola que se repite de manera continua. Pero hay una que me gustó especialmente: "Medalla de cartón". Escuchadla.

Rosendo. El endémico embustero y el incauto pertinaz: Rosendo vuelve a demostrar una vez más que es el mejor y sigue convenciéndome de que acerté cuando una vez en el programa lo llamé "El Patriarca del Rock español". El disco está muy bien, es lo que esperamos cuando escuchamos a Rosendo. La única pega son los títulos. Mira que titular una canción "La gran cagalera"...

Velvet Revolver. Libertad: Este grupo está formado por el antiguo cantante de los Stone Temple Pilots y por tres antiguos miembros de Guns n' Roses: el batería Matt Sorum, el bajista Duff McKagan y el guitarrista Slash, que por cierto, es el bufao del sombrero de copa que sale en uno de los últimos videoclips de Paulina Rubio. Los que me conocéis bien sabéis que, pese a mi amor y fanatismo por la música de Jimi Hendrix, mi primera influencia guitarrística fue Slash, por eso cualquier disco en el que él toque me va a parecer interesante. De hecho, ahora que los Guns n' Roses se han vuelto modernos y ya no son los macarras de antaño, es bueno saber que sus antiguos miembros siguen haciendo en Velvet Revolver la misma música que encumbró a los Guns a finales de los ochenta y principios de los noventa. Un disco muy recomendable.

Transfer. Que sigues así: Transfer no son demasiado conocidos, pese a que llevan muchos años tocando y dando caña por todo el país. Es una pena, porque son muy buenos, y su música, rock urbano sin más adornos, resulta muy interesante. En este disco vuelven a hacer buenas canciones con letras comprometidas. Otro disco estupendo.

Ozzy Osbourne. Black Rain. El Príncipe de las Tinieblas ha vuelto, y esta vez acompañado por el guitarrista Zakk Wylde, de la Black Label Society, todo un valor musical seguro. El disco está bien, pero a veces me da la sensación de que Ozzy se repite un poco.

Megadeth. United Abominations: Un gran disco. Dave Mustaine, el que fuera el primer guitarrista de Metallica, vuelve a hacer otro disco estupendo. La temática es la misma de los últimos discos: canciones sobre la guerra, el choque de civilizaciones y esas cosas tan de moda en los Estados Unidos. A destacar el hecho de que regraba una de sus mejores canciones (y una de mis favoritas), "A tout le monde", contando con la colaboración de Cristina Scabbia, de Lacuna Coil, que, para quienes no la conozcáis, os diré que es guapa y tiene una voz preciosa.

Manowar. Gods of war: ¡¡Qué muermazo!! Manowar son grandes músicos, pero tienen un problema: sus discos son todos iguales. Un disco de Manowar se compone de diez canciones, iguales entre sí, iguales a las diez del disco anterior y, presumiblemente, iguales a las diez del próximo disco, y en las que se desarrollan hasta la saciedad los temas de "somos los más heavys, los más machos, los más duros, y somos los guerreros que vamos a luchar con nuestras espadas y montados en nuestras Harleys contra la confabulación del falso Metal". Si las canciones están bien construidas, la cosa puede tener gracia. Pero en este caso no es así. Es uno de los discos más aburridos que he escuchado en los últimos años.

Helloween. The Legacy Tour. Live in Sao Paulo: Cuando el año pasado me enteré de que Helloween habían mancillado su propio legado añadiendo a sus gloriosos discos Keeper of the seven keys partes I y II (de mediados de los ochenta) un nuevo disco titulado Keeper of the seven keys. The Legacy, pensé "vaya manera de vivir del cuento veinte años después". Este disco en directo se grabó en la gira de presentación de esa tercera parte de la trilogía. La verdad es que nunca me gustaron los discos en directo de Helloween, sobre todo los recientes, porque Andi Deris, que es un gran cantante, no consigue a pesar de todo hacer bien las canciones de la época de Michael Kiske. En este disco en directo sí lo consigue, y borda canciones de todas las épocas de Helloween. "Eagle fly free", "Power" o "Mr. Torture" son tres ejemplos de lo bien que puede hacerlo con canciones de tres momentos muy distintos en la historia del grupo. Lo que no entiendo y necesitaría que alguien me explicara es cómo es posible que después de que Kai Hansen dejara el grupo hace más de quince años, y después de que Michael Weikath lo criticara con una saña salvje, sigan tocando en directo canciones escritas por él como la genial "Future world", y encima tengan el cuajo de usarla para presentar al grupo. Eso es echarle morro a la vida.

W. A. S. P. Dominator: El hecho de que éstos degenerados capitaneados por Blackie Lawless (no en vano, W. A. S. P. son las siglas de "We Are Sexual Perverts") sean los últimos no es casual. Estos fulanos nunca me parecieron demasiado buenos, pero debo reconocer que este disco me sorprendió gratamente. Está muy bien, es un disco durísimo y con canciones muy bien hechas. No deja uno de sorprenderse.

Pues éstos discos (todos de este año y del pasado) y otros más antiguos eran lo que yo iba oyendo en el autocar y los que me sacaron del tedio y del aburrimiento. Bueno, menos el de Manowar.
Ahora toca despedrise, y voy a hacerlo como cuando hacía el programa:

"Larga vida al Rock n' Roll".

2 comentarios:

Pedro dijo...

Juasjuas, está bien compadre, qué recuerdos, cuando tú y Javi me hacíais interesarme por el heavy. Un interesante repaso del panorama nacional e internacional del rock y el metal.
La pena es que este era el mes de La oreja de van Gogh en Kiss FM (cuándo no es su mes en kiss FM), y te lo perdiste, cuando seguro que lo ponían en la radio del bus. Y recordarás, las tardes de invierno por Madrid, las noches enteras sin dormir, la vida pasaba y yo sentía que me iba a morir de amor, al verte esperando en mi portal, sentado en el suelo sin pensar que puedes contar conmigo, uououo (¡coño, me la sé!).
No pongo las barritas porque no tengo ni zorra idea de dónde van.
Un abrazo. Pedro.
P.D.: ¿Y no vas a hablar de El Jueves? Vergonzoso, vergonzoso. Cómo se nota que no quieres estar de acuerdo con los alegres chicos de Libertaddigital, jejeje (que por cierto, le están haciendo un gran seguimiento al asunto).
Lo siento, me salió la respuesta más friki en mucho tiempo.
Que Dios bendiga a tí y a los que te leemos.

Pablo dijo...

La verdad es que sí sabía lo de Kiss FM, porque era la emisora que se oía en la estación de autobuses de Vigo. Imagínate el primer día que tenía que volver a casa, cansado, resacoso porque la noche anterior habíamos salido a cenar otro compañero y yo para celebrar que el primer examen había salido bien y la cosa se había liado, y escuchando sólo canciones lentas en general, tristes en particular en la estación. Como comprenderás, estaba yo con un bajón de los gordos. Por eso me enganché a mi reproductor de mp3, que me daba mejor rollo.
Sobre lo de El Jueves, sí pensaba poner algo, pero le prometí a mi querida madre que no colgaría en mi blog la portada de la revista. Pero mi opinión es fácil de resumir: La portada es muy irreverente, desde luego. Pero estas cosas se arreglan en los tribunales, si hay delito se juzga y se condena. Pero la censura es cosa de repúblicas bananeras. O esa es mi humilde opinión. Además, si cualquiera de nosotros saliéramos en la portada caricaturizados y en posición comprometida ¿se secuestraría la edición? ¿A que no?