miércoles, mayo 09, 2007

Píldoras de actualidad

El primer tema sobre el que quería escribir esta semana es evidente. A estas alturas, todo el mundo sabe (salvo algún cavernícola que viva en las profundidades de alguna cueva) que las elecciones francesas las ganó Sarkozy, cosa que, por cierto, casi nadie dudaba. Ahora sólo resta ver cómo actúa. Hombre, es de suponer que actuará como todos los dirigentes de derechas: Bajando los impuestos (lo que supone menos dinero para la educación y la sanidad públicas, y que, por lo tanto, permite que los que pueden acceder a colegios y clínicas de pago tengan mejores servicios), recortando derechos sociales y laborales y cosas así.
Sobre esta victoria anunciada se han empezado a hacer sesudos análisis en los diferentes medios. Se dicen cosas como que es el ejemplo de que la derecha es el futuro, que la izquierda ya no tiene lugar en el mundo actual y que es el aviso de que Rajoy va a ganar las próximas elecciones, y que si no gana, España se convertirá en un país de apestados. Yo no estoy de acuerdo con eso.
Sobre lo de que la izquierda no tenga sitio no estoy de acuerdo porque, mientras podamos pensar por nosotros mismos, podremos cuestionar las opciones y elegir entre ellas. Y muchos seguiremos eligiendo la izquierda, porque preferiremos eso que una derecha de las de "mucho trincar y mucho mear agua bendita". Por cierto, que la cita no es mía, es de Arturo Pérez-Reverte en un artículo titulado "'El Chaquetas' y compañía"; si alguien no puede creer que su querido Reverte dedique esas palabras de la derecha, ahí dejo la dirección:
http://www.xlsemanal.com/web/firma.php?id_edicion=2027&id_firma=3790
Sobre lo de que Rajoy va a ganar las elecciones discrepo principalmente porque hay una diferencia sustancial: Rajoy, a diferencia de Sarko, no tiene programa. A no ser, claro, que aceptemos el insulto y la mentira como parte de un programa político (recordadlo por si algún día jugáis con Rajoy al Scatargories y tenéis que aceptarlos para que no se lo lleve).
Otro tema sobre el que quería hablar es más de andar por casa. Hoy hace un año que se destapó el fraude filatélico de Forum y AFINSA. Si alguno no sabe de qué va, yo se lo cuento: Estas sociedades permitían hacer inversiones en sellos (¡sí, en sellos de correos!) obteniendo unos beneficios mayores que los que daban otras inversiones más... normalitas. Cuando todo se fue al traste (es lo que tienen estas cosas), se sintieron estafados. Pero en vez de pedir responsabilidades a los que los timaron... ¡se las piden al Gobierno! Hoy van a manifestarse pidiendo al Gobierno que les dé su dinero. Qué cosas. Yo ahora propongo hacer una manifestación para que el Gobierno nos dé el dinero que los bancos se quedan en concepto de gastos de mantenimiento, comisiones y demás. Que los bancos sí que nos estafan.
Por si la cosa no estuviera ya bastante liada, la semana pasada ese gran estadista que es Chemita Aznar volvió a abrir la boca. Y ya sabéis que cuando el colega habla, sube el pan. Esta vez se cargó de un plumazo el eslógan de "Si bebes, no conduzcas" reivindicando la libertad de beber, pero olvidando que beber está bien, siempre que se haga con cierta responsabilidad y no se ponga en peligro a nadie más. Tal como está el patio, me parece que el amigo metió la pata. Teniendo en cuenta la cantidad de muertos que hay en la carretera por culpa del alcohol, me parece una irresponsabilidad ir diciendo esas cosas. Por cierto, fue su Gobierno el que rebajó la tasa de alcohol permitida para conducir... lo que pasa es que él todavía no ha debido de enterarse. Pero claro, qué podemos esperar de un fulano que está siempre con la Botella.
Menos mal que siempre nos quedará el centenario del sujetador. Cien años liberando a las mujeres de la tiranía del corsé, siendo una de las prendas más sugerentes para los hombres y sirviéndo como método para establecer taxonomías de tíos. Sí, porque los hombres nos diferenciamos en categorías en función de los dedos que necesitamos para desabrochar uno. Que también tiene su miga.

3 comentarios:

Pedro dijo...

Juas, juas, el texto más divertido en mucho tiempo, enhorabuena. Y un ejemplo perfecto de vacía propaganda izquierdista. O sea, que bajar impuestos es malo; que no pasa nada porque los únicos países con los que nuestro gobierno tiene buenas relaciones son dictaduras tercermundistas (porque ya me dirás quién nos queda); que sea opinable el hecho de que las últimas elecciones en toda Europa están marcando un ciclo de derechas; que Rajoy no tiene discurso y sólo sabe insultar; que no es un hecho el que la izquierda europea no tenga un rumbo claro, tras la tercera derrota consecutiva de los socialistas en Francia (incluida la humillación de hace 5 años, cuando no pasaron la primera vuelta) y la de los socialistas alemanes y del Norte de Europa, (porque esos son los socialismos que cuentan en Europa, ni Espña ni Italia hacen bloque). Y en cuanto a la boutade que soltó Aznar mamado, pues vaya por Dios; se juntó que estaba con bodegueros, que cuando habló llevaría su media docena de vinitos, que el slogan "no podemos conducir por tí" tampoco es muy lúcido, y que los histerismos de la ministra Salgado (nunca te fíes de una persona sin vicios conocidos, y que alardea de vegetariana) tampoco han puesto al sector vinícola a favor del gobierno socialista. Pero en todoc aso se trata de una persona sin ningún cargo público que puede decir lo que le dé la gana; y por mucho que quieran los socialistas, no las elecciones no se deciden por los chistecitos que haga Fuentes o Eva Hache sobre Aznar y la botella, sino por la gestión de asuntos como el terrorismo, la economía, la sequía, la inmigración, la delincuencia, el empleo, la corrupción, la política exterior... Y sé que es muy fácil dejar en el aire otra vez el No a la Guerra, o decir sin pruebas que el PP es corrupto, y que no quiere el fin del terrorismo, pero la legislatura se acaba, y es distinto cómo pide el voto el gobierno y la oposición: la oposición ataca y promete, pero el gobierno lo que debe hacer es mostrar logros en todos los campos arriba expresados, ¿y cuántos puede exponer este gobierno?
UN abrazo. Pedro.
P.D.: Sobre Fórum no puedo hablar mucho porque no estoy muy enterado. Lo que sí sé es que todos los gobiernos socialistas españoles tienen la mala costumbre de intervenir negocios que ellos consideran que van mal, como un elefante en una cacharrería. Ejemplos: Banesto, Rumasa, Air Madrid...y los que se joden a corto plazo siempre son los mismos, los pequeños accionistas. Pero lo dicho, no estoy muy enterado de este caso.

Pablo dijo...

No me gusta escribir comentarios en mi propio blog, pero no me parece bien añadir un párrafo más a un texto que ya de por sí me salió más largo de lo que esperaba.
Una bajada de impuestos no sería mala por sí misma. El problema es que los impuestos, pese a lo que pueda parecernos, no están ahí para molestar, sino para financiar unos servicios básicos. La gente normal (mucha de la cual, por cierto, no paga impuestos porque no cobra suficiente)NECESITA esos servicios, y si éstos tienen menos financiación, la gente normal empieza a tener problemas. Sin embargo, la gente digamos más... acomodada puede acceder a educación privada y a clínicas de pago (y suelen hacerlo, con bajada de impuestos o sin ella), por lo que la bajada de impuestos, a la larga, beneficia más a los que más tienen.
Lo de que los gobiernos de derechas suelen llevar a cabo políticas económicas, sociales y laborales un poquito cafres, no es un invento. De hecho, podríamos preguntarles qué opinan de la política económica de Aznar alguno de los 60.000 trabajadores que perdieron su puesto de trabajo por las privatizaciones (dato sacado de cierto libro de David Ruiz que conoces bien, página 129).
Un abrazo.

Pedro dijo...

Hola, Pablo:
Gracias por comenzar un debate. Obviamente, con los impuestos se pagan muchas cosas, el problema es que el exceso de ellos frena la capacidad de las empresas de crecer y, por tanto, de contratar gente, por lo que su reducción haría que cada vez menos gente necesite vivir de los subsidios y ayudas del Estado. En cuanto a la política económica de la derecha, pues veamos: el paro en España en 1996 era del 20% (8 millones de españoles, gracias, Felipe), y en 2003 era del 11% (lo que significaba la creación de más de 3'5 millones de empleo), lo que no hay que mezclar ocn las duras medidas de recorte de la inflación de finales de los 90 para entrar en la Unión Europea; con Reagan más de lo mismo (para que veas que no se trataba de la coyuntura de los 80), del 10% de parados al 5'5% (lo que, en cifras americanas, es la hostia), además de bajar los impuestos a las familias trabajadoras (que también pagan impuestos) del 37% al 15%. Giulliani, el posible próximo presidente de USA (aunque Obama también es un tipo interesante, que puede reconquistar al americano medio para los demócratas; si el duelo es entre ambos no me pronunciaré a favor ni de uno ni de otro; puede que algún día escriba en mi blog sobre estos chicos), Giulliani, continúo, como alcalde de Nueva York, también bajó la tasa de desembleo en un 60% (además de reducir la tasa de asesinatos en un 70%, ese es mi chico, el primer fiscal antimafia italiano de Nueva York, "it's Giulliani time!").
Conclusión: hay dos visiones sobre la economía: la visión socialista es crear más impuestos para ayudar a los más desfavorecidos, ahogando a las empresas y haciendo que se vayan a otros países; la liberal es reducir los impuestos para crear más puestos de trabajo y, con ellos, reducir el número de desfavorecidos. A grandes rasgos, porque ni tú, ni yo, ni por supuesto el Sr. David Ruiz, tenemos ni puta idea de economía.
Un abrazo. Pedro.
P.D.: Menos mal que no hay que citar las fuentes (en mi caso, todas de internet, wikipedia para Aznar, liberalismo.org para el Viejo y empresario.ccb.org.co para Giuliani), porque sería un coñazo.