jueves, noviembre 05, 2009

Empiezo a estar harto

Sí, colegas, empiezo a estar harto. Igual tiene que ver que hoy hace un día de perros, pero me apetece soltar bilis en este blog. Empecemos:
Por un lado, el Gobierno me tiene cansado. Sí, cansado. Parece que sus medidas contra la crisis son algo improvisadas y que no surten el efecto que deberían. Desde luego, peor sería que estuviera Rajoy en la Moncloa, porque entonces sí que nos podríamos dar por perdidos (¿algún día piensa decir qué haría él en esta situación?). Pero el que está en el Gobierno es Zapatero, y es él el que lo tiene que arreglar.
Tampoco creo que estén llevando bien lo del secuestro del Alakrana. Seguramente están atados de pies y manos por las leyes internacionales, pero igual, si no hubieran dicho tan alto que habían cogido a los piratas, los piratas que están allí no estarían tan cabreados (y ojo, también reconozco que si los españoles se salieron del perímetro de seguridad fue un error suyo, y que el ejército no puede estar para defender a todos los españoles que hay por el mundo).
Otro error que creo que está cometiendo el Gobierno es lo de rebajar la inversión en I+D+I. Y creo que ese error vamos a estar años pagándolo.
Pero lo que me está indignando hasta límites insospechados es el órdago de los equipos de fútbol de este país: Sí, eso de que se van a poner en huelga si los futbolistas extranjeros tienen que pagar tantos impuestos como los españoles.
Que manda narices, peña. Un macarra poligonero que a duras penas sabe escribir su nombre puede ganar muchos millones por dar patadas a un balón, pero si alguien dice que tiene que pagar unos impuestos acordes con todo lo que gana, los equipos se ponen en pie de guerra (que sean los equipos y no los futbolistas los que se ponen farrucos tiene una explicación: los jugadores firman por un sueldo neto, sus impuestos los pagan los equipos).
¿Y sabéis lo que digo yo? Pues que se pongan en huelga si tienen lo que hay que tener. A ver, Florentino, Joan, si tenéis redaños, poneos en huelga. Venga. Con un par. Cabread a la gente que os paga el sueldo si tenéis narices. Cabread a ese padre que lleva a su hijo al campo los domingos. A ese abuelo que le compra a su nieto la camiseta con el nombre de vuestro último fichaje mediático. Cabreadlos.
Y preguntaos qué pensarán si ven que esos chavales que ganan en un año lo que ellos en toda su vida y que encima pagan unos impuestos relativamente bajos, ahora dejan de jugar precisamente para pedir que no les suban sus impuestos.
Y de lo que no pienso hablar es de las declaraciones de Cristóbal Montoro diciendo que la subida de esos impuestos es un error. Pero gracias a ellas, ya sabemos cuál es la idea de igualdad del PP.
Estoy empezando a pensar que habría que empezar a manifestarse contra los políticos corruptos e incompetentes, y contra los chupones que viven del cuento y encima pagan pocos impuestos. Pero claro, eso no es mediático.
Si es que hay veces que me pongo de una mala uva leyendo el periódico...

7 comentarios:

Pedro dijo...

Hola Pablo, te comprendo, pero todavía se puede ir más lejos. Estás cabreado contra el gobierno, pero todavía no has terminado de soltar amarras contra él. Yo te ayudaré: lo de que las medidas son improvisadas y erróneas lo viene diciendo todo el mundo desde hace meses. Fuera de España la crisis está terminando y ya nadie habla de paro; ¿te das cuenta que ya no se emplea el eufemismo de crisis global?
En cuanto a qué pasaría si gobernara el PP, te remito a la solución de la crisis de los 90.
Caso del Alakrana: ¿qué leyes internacionales? ¿Las que se salta Francia y USA cada vez que tipos armados amenazan a sus ciudadanos? Los pescadores españoles llevaban meses diciendo que se sentían más protegidos por la marina francesa que por la española; Chacón y cia llevan tiempo haciendo el tonto en Somalia, uno de los lugares más peligrosos y delicados del mundo, y ahora la falta de imprevisión y medidas defensivas las están pagando unos pobres pescadores que estaban trabajando.
Y en cuanto a lo del fútbol, el titular de libertaddigital al respecto era el siguiente: "Los futbolistas pagarán los impuestos que no pagan los políticos". Al final tendrás que acercarte más a ese periódico, le está dando mucha caña a Rajoy, y siguen la actualidad candente de las guerras internas del PP como nadie. Sobre la ley en sí, se ha demostrado que las crisis no se solucionan subiendo impuestos; y eso de cada día subirle impuestos a un grupo da imagen de inseguridad económica, y termina disuadiendo la inversión.
Luego hay otra cosa: estamos pagando una pésima cultura española: si los futbolistas manejan esas cifras millonarias es porque los españoles orientan sus gastos al fútbol; no le compran al niño libros ni viajes al extranjero para aprender idiomas, sino entradas y camiseas. La tv no habla de cultura, sino de fútbol y famosos. Y al final pasa lo que pasa: fracaso escolar, universitarios sin vocación, falta de mano de obra cualificada, y unas colas monstruosas de niñas que quieren entrar en OT y en mil realities. Teniendo ese panorama, Florentino y compañía que hagan lo que quieran; y si se ponen en huelga mejor. Y si las tv dejan de meter millones de euros en ese comecocos y lo emplean en educar a la gente, mejor. Y si los ayuntamientos dejan de hacerlo, también (vivimos en una ciudad con paro y emigración pero cuyo ayuntamiento gastó millones para subir a un equipo a primera división).
Lo dicho, podías estar muho más cabreado.
Un abrazo desde París.
Pedro

Pablo dijo...

Hola, Pedro, gracias por comentar.
No sé qué me repatea más de todo esto, si que mis textos susciten más interés cuando hablo de política que cuando hablo de música o escribo ficción, o que en este caso tenga que darte la razón (y para más coña, que además tenga que reconocer que la noticia de Libertad Digital de que los futbolistas pagan impuestos que los no pagan los políticos también la leí ayer...).

Pedro dijo...

hola Pablo, te comprendo, siento lo que sientes. Libertaddigital tiene su coña porque ahora, como están enfadados con Rajoy, reparten leña a todo Cristo, lo cual es simpático. Además lo hacen de una manera más bestia que el País cuando se enfada con ZP por los derechos del futbol.
Sobre tus textos, digamos que cada uno va a un público distinto, yo casi siempre respondo a los políticos pero casi nunca a los musicales (Miguel, ¿dónde estabas?); y en cuanto al de ficción... a ver, Pablo, viejo amigo, te quiero y casi siempre pongo buenas críticas a tus textos de ficción, pero es que este último lo encontré un poquito repetitivo y no quise decir nada. De ser el primero que hubiera leido de ese estilo me hubiera gustado, pero ya te pasa como a Reverte con los Alatristes o con los artículos, que el tono y el ritmo son siempre los mismos, y como ya sabes que al final va a aparecer algo inesperado, pues ya te lo esperas y no te sorprende.

Te recomiendo un libro, que creo habértelo recomendado en otra ocasión, "Así en la paz como en la guerra" de cabrera Infante, donde utiliza microrrelatos como los tuyos, pero justamente como introducción a un relato largo. Y los tuyos, al presentarlos de una manera independiente, no tienen ese papel de bisagra.
Pero bueno, me estoy enrrollando como una persiana. Te envío un abrazo y mucho ánimo con tu blog; siempre hay épocas de sequía, en la que la gente está a otras cosas, y luego cuando menos te lo esperes surge un texto polémico con 10 comentarios.
Un abrazo.Pedro

Pablo dijo...

Hola, Pedro.
La verdad, el viernes iba a hacer un comentario más largo para responderte, pero me llamaron para ir al cine antes de lo que pensaba y tuve que cortar, así que me pondré ahora con él.
Pero antes... El libro de Cabrera Infante me lo has recomendado ya varias (docenas de) veces, jejeje. Porque no tuve tiempo de ir a la biblioteca Jovellanos, que si no, ya lo habría leído.
Por cierto, que me di cuenta de que este último texto de ficción (que salió en un momento, sin casi proponerlo, no fue un texto tan trabajado como otros anteriores) podría servir como continuación de otro que escribí hace algún tiempo en este blog.
Y ahora, a lo que estaba el viernes:
- En Estados Unidos, la tasa de paro no sólo es superior a la española, sino que es la más alta desde 1983.
- Sobre el Alakrana (por cierto, ayer estuve todo el día fuera y casi sin contacto con el mundo, de modo que podría haber habido algún cambio o incluso algo malo y yo no me habría enterado): Por un lado y sin ánimo de montar polémica, de comparar ni de justificar nada: ETA mató a Miguel Ángel Blanco cuando el Gobierno de Aznar no quiso atender a sus peticiones, y a nadie se le pasó por la cabeza culpar a Aznar de ello.
Por otro lado, en este país, como en todos los países democráticos, hay separación de poderes (no hace falta que te hable de Aristóteles ni de Montesquieu, ¿verdad?), de modo que el hecho de que los piratas estén aquí no es responsabilidad del Gobierno. Es un error tenerlos, pero ese error es achacable a la fiscalía, a Garzón o a quien sea, sobre todo después de que el Tribunal Supremo (cito de memoria, ojo) se declarara no competente para juzgar casos de piratería.
Y en tercer lugar, por mucho que de pequeños nos molara Chuck Norris, no podemos entrar a sangre y fuego en el barco para rescatar a los españoles, porque es posible que los piratas los pasaran a cuchillo al ver que la cosa se ponía fea, o porque podría pasar una desgracia en el fuego cruzado. Y entonces, ¿de quién sería la culpa?
Habrá quien diga que pagar sería una rendición, o quien diga que el rescate debería pagarlo el armador porque el barco estaba FUERA del perímetro de seguridad. Da lo mismo, desde este blog tampoco vamos a cambiar el mundo. Al final, está claro que para muchos, se haga lo que se haga, siempre va a estar mal hecho y ser culpa del Gobierno.
- Y sobre el fútbol. A ver. El titular de Libertad Digital es manipulador, el cuerpo de la noticia es un ejemplo claro de la mala fe más abyecta, y los comentarios dejan claro que hay demasiada gente dispuesta a dejarse engañar.
Y por cierto. Los políticos del PP tampoco pagan esos impuestos.
Y los jugadores de fútbol españoles más mediáticos tampoco: pagan casi el doble.
Un abrazo.

Irène dijo...

En estos día leí un para mí muy instructivo artículo de Joaquín Leguina: "Mangoneo y Corrupción", ahí es nada... jaja
Dice que la corrupción es el mangoneo remunerado, que para erradicar la corrupción habría que erradicar el mangoneo y que a esto ningún partido está dispuesto. Y tristemente termina diciendo que no hacemos uso de lo que está en nuestra mano para dar su merecido a los que tanto les gusta del mangoneo: escarmiento electoral.
Cierto es que cuanto más, más votados son.

Pablo, me gusta la literatura, la música, el cine y ... la política! Así es que te animo a que sigas escribiendo... de todo!!!

Saludos

Nota: Pedro, pasé hace ya días por tu blog y te comenté algo en un antiguo post tuyo -perdona Pablo, pero no tengo otro modo de decirle :)))

Pablo dijo...

Hola, Irène, gracias por pasarte por aquí. Tranquila, que seguiré escribieno de todo, que todo puede ser interesante, jejeje.
Ah, y no me importa que le digas a Pedro que entraste en su blog, jeje.
Un saludo.

Pedro dijo...

Hola, Irene, gracias por pasarte por mi blog; como está tan muerto esperaba que actualizaras el tuyo para devolverte la visita, pero ahora te contesto en el mío.
Y Joaquín Leguina se está desmarcando como una de las más interesantes voces críticas de la política actual, un verdadero soplo de aire fresco.
Pablo, por si no te lo he dicho, yo también te quiero, sigue escribiendo sin que nada te detenga, viejo amigo, y que Dios te bendiga.
Un abrazo. pedro