sábado, agosto 08, 2009

Querida realidad

Gijón, 8 de agosto de 2009.

Querida realidad:

Te tengo dicho que no me molestes durante los meses de julio, agosto y, eventualmente, septiembre. Pero nada, te empeñas en llamar continuamente a mi puerta. Como si no tuviera bastante con el mal tiempo (es lo que tiene mi Asturias, paraíso natural, que para ser tan verde tiene que llover), encima te dedicas a cortarme el rollo con la política.
Sí, porque esta semana, después de que los (amigos) jueces dejaran a Camps libre de sospechas (ja, ja, ja), la señora (o señorita, qué sé yo) María Dolores de Cospedal empezó a decir que si su partido es espiado por el Gobierno.
Anda que... Como se les empieza a ver el plumero, ahora critican a los que tienen que perseguir los delitos. Que se les persigue más a ellos que a ETA, dice la buena señora. No sé si los últimos etarras detenidos estarán de acuerdo.
Pero esto se soluciona en un momento. Si el Gobierno tuviera lo que hay que tener, diría "si tienen pruebas de ese espionaje, preséntenlas a la Fiscalía para que se investigue. Si no, es difamación". Y todos contentos.
¿Y Rajoy qué opina de todo esto? Pues Rajoy ni está ni se le espera.

Siempre tuyo:

Pablo.


Nota a mis lectores: Hace unos pocos días, vi en la web Historia a Debate que habían colgado un ensayito mío, un poco aburrido para los que no os gustan estos temas porque es de teoría de la Historia, y que supone una aportación a un debate más amplio. Para leerlo, tenéis que entrar en Debates abiertos, buscar uno que se titula Innovación y Compromiso (creo que es el XXIX) y luego buscar la última aportación, que por cierto, aparece fechada en 2005 a pesar de que es de mayo de este año. Por cierto, se pasaron por el forro varios saltos de línea.

2 comentarios:

Daniel dijo...

El PP despues que se viera pillado en varias tramas de corrupción, se le ve demasiado nervioso y hace comentarios muy ridiculos que agravan su situación.Como exigir al gobierno que prueve que no practica el espionaje telefonico. Un poco esperpentico¿no?

Pablo dijo...

Es muy fuerte, la verdad es que no tienen vergüenza. Es verdaderamente triste que actúen así, porque si esperan gobernar tienen que intentar presentarse como una alternativa seria y no como un partido de chorizos.
Y sobre lo de pedir que sea el Gobierno el que demuestre que no espía... ¿no era el que acusaba el que tenía que demostrar la culpabilidad del acusado? A los del PP se les va la pinza hasta en lo más básico.
Un saludo.