viernes, junio 26, 2009

El rey ha muerto. Viva el rey

Hoy la música está de luto. Michael Jackson murió anoche.
Sabéis que yo soy más de Rock duro y Metal, pero en este caso es algo distinto. Jacko fue el primer cantante "de verdad" al que escuché cuando tenía seis o siete años. La primera cinta de cassette que me compré fue suya, Bad. Y, aunque os parezca un contrasentido, mi descubrimiento del Rock fue gracias a él. Cuando me regalaron la cinta de Dangerous para un cumpleaños, quedé alucinado con los solos de guitarra que hacía un músico invitado, un tal Slash, en varias canciones. Después, ya en el instituto, descubrí que ese Slash era el guitarrista de los Guns n' Roses. Me aficioné a la música de ese grupo, empecé a escuchar otros grupos del mismo estilo, a rebuscar con cuáles se habían peleado los Guns, de quiénes habían aprendido... Y lo que sigue, ya os lo imaginais.
Por eso, cuando en la radio escuché que Michael Jackson había muerto lo sentí profundamente. No sólo era cantante, era compositor, músico, arreglista, bailarín... Fue un pionero en los videoclips, se arriesgó, innovó... Fue, en definitiva, un músico honesto, y una de las personalidades más carismáticas de la Historia de la música.
Vale que se le había ido la pinza y que era un ejemplo claro de la decadencia a la que puede llegar una estrella si no tiene la cabeza bien amueblada. Pero al menos, es recordado por haber hecho algo (cosa que no podemos decir de muchos famosos actuales). Algo muy bueno.
Por eso, ahora que ya no está, independientemente de que nos guste mucho, poco o nada, tenemos que darnos cuenta de que el que se va no era un cantante cualquiera. Se fue uno de los más grandes.
El rey del Pop ha muerto. Ha nacido la leyenda.

5 comentarios:

Irène dijo...

A mí me gustaba realmente Michael Jackson. No hace tanto y gracias a Youtube he vuelto a disfrutar de sus grandiosos vídeos. Es que era buenísimo, cantando y bailando. También lo he sentido profundamente, así como la pérdida de la rubia Ángel de Charlie. Son de mi segunda etapa del cole :)))
Es como si se fuera algo de ti...

Pedro dijo...

Hola, Pablo. Ya sabes que mi cultura musical es prácticamente nula, pero sin duda ha muerto un artista enorme, cuyo impacto en la música será comparable al de Elvis. Desgraciadamente, a menudo los grandes cometen grandes errores, y cuanto más alto está uno, más dura es la caída, pero sólo los genios llegan tan alto. Respeto lo que sentirán sus seguidores, y todos aquellos que amen la música. Los gustos pueden ser subjetivos, pero la talla de un artista y su impacto a través de las décadas es indiscutible.
Un abrazo. Pedro

Pablo dijo...

Hola a los dos:
No voy a mentir, este texto fue uno de los que más me costó escribir, porque, como bien dice Irène, es como si se nos hubiera ido una parte de nosotros, y había momentos en los que me costaba poner por escrito lo que sentía.
Pedro lo explicó de manera magistral: "sólo los genios llegan tan alto".
Un saludo.

dijo...

muy buen post, hay que reconocer de donde venimos y dejar las poses. enhorabuena. hasta el michael jackson que murió venía de aquel otro, y quien sabe si no quería volver a aquel.
saludos.

Pablo dijo...

Muchas gracias por tus palabras.
Cualquier persona a la que le guste la música tiene que darse cuenta de lo grande que era Michael Jackson, independientemente de que nos guste o no. Porque trascendió estilos y épocas y fue capaz de hacer cosas que antes no se habían hecho. Y porque, como siempre digo, los que fuimos niños en los ochenta, si no queríamos bailar como él es que en realidad no tuvimos infancia, jeje.
Un saludo.