viernes, mayo 15, 2009

Actualidad variada

Muy buenas, queridos lectores:
Hoy, la verdad, no tengo mucho tiempo, pero hay un par de temas que no puedo dejar pasar.
En primer lugar, el Debate sobre el Estado de la Nación. Sólo vi parte del mismo, pero hubo una cosa que me llamó poderosamente la atención: la incapacidad de Mariano Rajoy para adaptarse a los cambios. Él iba con el guión aprendido, consistente en hacer una oposición pluscuamperfecta, en plan "diga lo que diga Zapatero, yo digo que no". Y como Zapatero planteó medidas concretas (otra cosa es que sean viables, que funcionen y tal, pero él las planteó, que ya es algo), Rajoy no supo amoldarse, se puso nervioso, y volvió a lo de siempre: al insulto. Fue muy bueno eso de que no cuenta sus propuestas por falta de tiempo, pero mejor fue lo de que no le faltó tiempo para decir que los demás no saben leer. Vergonzoso.
El segundo tema, de momento no es oficial, pero parece bastante posible. Resulta que la Semana Negra lleva un tiempo sin ubicación fija, y este año se pensaba hacerla en el campus de Viesques (allí, a las afueras, en "casa Dios"). Ante la negativa de la Universidad de aceptar el emplazamiento, ahora se habla de hacerla en la playa del Arbeyal. Sí, sí, en mi barrio. Lógicamente, la peña de aquí no está muy por la labor, porque colocarla ahí supone:
a) Que estará muy cerca de los edificios y molestará.
b) Que no tendrá tanto sitio como otros años.
c) Que ocupará parte de una playa que ya de por sí no es demasiado grande.
O sea, que menuda movida. Como dijo mi querida y sabia abuela, que, si le gustara la música, ahora podría ver los conciertos desde la ventana de su cocina, "como los ricos no la quieren en su barrio - esto lo dice porque el año pasado se celebró en la playa de Poniente, donde todos los edificios son nuevos, elegantes y muuuuy caros - nos la traen aquí, que los pobres importamos menos".
A ver en qué queda esto, seguiremos informando.
Un saludo.

7 comentarios:

Pedro dijo...

Hola Pablo:
Hacía tiempo que no escribía en tu blog, y muchísimo más que no lo hacía en el mío, pero una vez invocado el nombre de don mariano, qué le voy a hacer, tengo que entrar al trapo.
Hace ya tiempo que he descubierto que la oratoria política no es algo objetivo. Los discursos que a mí me parecen correctos o desconectados de la realidad no son considerados de la misma forma por gente con ideas opuestas a las mías. No ví la primera intervención de ZP, pero ví la primera de Rajoy, y lo ví sólido, hablando de una realidad: España tiene una tasa de paro desproporcionada frente al resto de la UE, y el gobierno cada día ofrece medidas distintas y contradictorias; puso encima de la mesa un librito de medidas propuestas por el PP y terminó pidiendo a Zapatero que, al contestar, se olvidara de la persona de Rajoy y hablara de los temas de los que Rajoy había hablado (educación, economía, impuestos...). Zapatero después se pasó un cuarto de hora diciendo que Rajoy no tenía derecho a hablar porque había perdido las elecciones. Eso fue lo que ví; por supuesto sólo fue media hora, pero con eso me quedé con una idea. Luego te leo a tí, y leo que sólo el 14% de los españoles, según el CIS, dan la victoria a Rajoy en el debate. Pero yo me quedo con datos: pese a las encuestas, el PP ganó en Galicia por mayoría absoluta, y recuperó más de medio millón de votos en 2008; y los sindicatos, pese a los 4 millones de parados, no atacan al gobierno, lo que hace que el trabajador medio cada vez se aleje más de la izquierda oficial, esa que dice que las niñas de 16 años pueden abortar a espaldas de sus padres y comprar la pastilla del día después sin consultar a un médico.
Yo me quedo con el termómetro de CiU, que siempre apoya a los gobiernos excepto cuando la cosa se pone fea: apoyó a González hasta mediados de los 90, a Aznar hasta su segunda legislatura, y a Zapatero hasta ahora.

En cuanto a la Semana Negra, en primer lugar no sé por qué dejó de hacerse en la zona del Molinón y Feria de Muestras, que ya es la zona de Gijón habilitada para las grandes infraestructuras. La cuestión es que ninguna zona de Gijón quería cargar con ella. Yo propondría dividirla: los puestos de libros y actos de conferencias podrían ponerse en cualquier parte de Gijón, ya que no molestan a nadie. Y la feria pura y dura, en algún sitio amplio y lejos de la civilización, como el Parque Isabel la Católica, o la propia feria de muestras, que está vacía todo el año. En todo caso, yo el año pasado ví más puestos de cinturones falsos que de libros, francamente. Y lo del campus de viesques tampoco lo veía bien, tanto por estar lejos, como por ser un núcleo universitario. Por no decir que quedaría peligrosamente cerca del hospital y del tanatorio de cabueñes. Y que Taibo se enzarce a discutir con Gotor ya ni te cuento.
Por no apuntar que el PSOE cada legislatura está más cerca de perder el ayuntamiento de Gijón, lo que puede ocurrir en apenas 2 añitos, lo que complica las cosas, ya que el PP no es precisamente amigo de la semana negra. Por tanto, el hecho de que el gran festival de la izquierda gijonesa pierda popularidad y esencia conforme el psoe pierde concejales y miles de votos no puede estar desconectado. Ya veremos, y diremos como al principio de "Campanadas a medianoche" "...the days that we have seen".

Ah, y se me olvidaba, no es Rajoy el que le dice a Zapatero que no a todo, es la realidad la que lo hace.

Un abrazo, viejo amigo (enseguida harán 10 años que nos conocemos).
Pedro.

Pablo dijo...

Hola, Pedro, siempre es un placer tenerte por aquí.
La falta de tiempo que tengo estos últimos días hacía que no pensara responder a un comentario tan largo, pero al leerlo vi una cosa que es digna de comentario, a pesar de que no tiene nada que ver con mi texto original: La referencia a la reforma de la Ley del Aborto.
No sé por qué me da que tú no te has leído de qué va, porque en ningún momento se dice que el aborto de niñas de 16 años se haga porque sí sin conocimiento de los padres, sino que dice que en caso de discrepancia, ellas son las que tienen la última palabra (recordemos que muchos padres podrían llegar a obligarlas a tener el hijo contra su voluntad), además, después de escuchar los argumentos a favor y en contra del médico y de tres días de reflexión. Y con la píldora del día después, se hace igual, porque se supone que al dispensarla los farmacéuticos deben explicar qué hace y qué efectos secundarios tienen. Y recordemos que leyes como ésta las hay por ejemplo en países como Holanda, que tienen tasas de abortos y de embarazos no deseados menores que España. Claro que en eso también tendrá que ver la educación. Tema que, por cierto, también se contempla en la nueva Ley española.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Pableras, estoy de acuerdo parcialmente con lo que comentas. En mi opinión, la superioridad oratoria de Rajoy en la cámara es más que evidente... lástima que siempre le pierda su tono faltón. No obstante, quisiera matizar una cosilla en relación con el aborto: la ley despenaliza la interrupción del embarazo a las menores de edad. Como suena. Y eso de por sí me parece un error. Creo que se quiso pisar el acelerador y han derrapado. Derogan los manidos artículos 417 y 417 bis del C.P a la par que legalizan el aborto hasta límites insospechados. Y don't worry porque siempre nos quedará un argumento de peso: en otros países ha funcionado. Lamentable esta forma de hacer las cosas. De esta manera, no tardaremos en penalizar la piratería... En Francia ya se ha hecho. Tiempo al tiempo.

Alvaro dijo...

Qué tal Pablo. Yo sólo voy a comentarte lo de la semana negra...
La verdad es que es una feria que mola, mola porque moló pero está siendo pésimamente gestionada. Que hace unos meses nos contasen que no había otro emplazamiento que el campus de Viesques y que de buenas a primeras ( por falta de tiempo de conclusión de las obras ) la lleven ahora para la playa del Arbeyal no es ni medio normal... Yo no se qué cometido tiene la feria, pero de semana negra tiene bastante poco. A lo único que voy todos los años es a la exposición de fotos ( que de temática es bastante negra: guerras, conflictos o problemas sociales...) también a algún concierto ( si es que merece la pena ) y poco más. La excusa también perfecto para juntarme contigo...
En fin, no me parecía normal que la tuviera al lado del campus ( sí yo todavía estaría estudiando en esas fechas y tengo compañeros investigando por ahí ) así que como Pedro propondría la separación de actos. Lo interesante en algún lugar céntrico ( o en varios ) y lo que es la feria y la comedia pues en otro lado, ahora que... tampoco me atrevo a decir dónde...
En fin, yo como todos los años intentaré ir sea donde sea pues la verdadera esencia de la misma es y será la que propongan los asistentes.
Un abrazo!

Pablo dijo...

Hola a los dos:
Sobre lo que decía Anónima (S), es verdad que a Rajoy le pierde su tono faltón. Alguien que pretende ser una alternativa de Gobierno no puede permitirse hablar así, porque si hace eso en el Congreso, qué no hará en un foro internacional delante de los Jefes de Gobierno de otros países, que me lo imagino insultando a cualquiera que le lleve la contraria y organizando un incidente internacional por menos de nada. Sobre lo de despenalizar el aborto a menores de edad (como te decía ayer, tú sabes más que yo de cuestiones jurídicas, así que a ver si digo algo coherente, jeje), lo único que hace es aplicar al pie de la letra la Ley de Autonomía del Paciente, aprobada en el 2002 por el Partido Popular, que ponía en 16 años la edad mínima para decidir someterse a una intervención (según esa misma Ley, una chica de esa edad puede ponerse pechos si quiere).
Sobre lo que dice Álvaro, sí es verdad que la gestión de la Semana Negra cada vez es peor, la fiesta está desplazando cada vez más a la parte cultural y tal vez no sería tan mala idea separar una cosa de la otra. Pero volvemos a lo de siempre: ¿quién quiere tener la fiesta al lado de casa? Pues ahí está el problema.
Un abrazo a todos.

Diancecht dijo...

Ahora que ha pasado un poco de tiempo parece que la mitad de las cosas se van a quedar en agua de borrajas. Así cualquiera gana un debate ...

Pablo dijo...

Hola, Dian:
Cada vez me parece más claro que los debates se hacen más para buscar el titular que para buscar soluciones. Y así nos va.
Un saludo.