miércoles, abril 01, 2009

Woody, ¿por qué me has abandonado?

Recuparándome como buenamente puedo del cambio horario (algún día deberían calcular cuánto dinero se pierde cuando todos los trabajadores de un país están varios días trabajando como con el piloto automático porque el cambio horario los dejó hechos un trapo), hoy quería comentaros la última película de Woody Allen, Vicky Cristina Barcelona.

Mira que me habían avisado, mira que había leído malas críticas, que me habían dicho que era decepcionante, que había leído lo que otros blogueros habían escrito al respecto (por ejemplo, Pilar o el responsable de El blog de Randy). Pero nada. No me lo quería creer. ¿Cómo va Woody a hacer una mala película? Eso es imposible. ¿Dicen los críticos de los periódicos que no mola? Eso es porque son unos amargados que sólo hablan bien de las películas de sus amigos.
Así que el otro día me dispuse a verla. Sabéis que Woody Allen me encanta y que en cambio Penélope Cruz me parece una actriz normalita tirando a mala. O sea que imaginaos lo que me cuesta decir esto: La peli es mala, y Penélope Cruz es lo único que la hace salvable.
Veamos. ¿Realmente es una película de Woody Allen? Porque no lo parece, casi parece que un chaval aficionado a su cine cogió una cámara, rodó cuantro escenas chorras y mencionó en una de ellas al psicoanalista como homenaje a uno de los tópicos de Allen. Y me parecía increible que Woody pudiera hacer una película que casi parece más un reportaje de viajes, pero es que lo hizo. Y para encima le metió en algunas partes una voz en off que ni es necesaria ni aporta nada.
No tiene nombre, vamos.
Ni Javier Bardem ni Scarlett Johanson son capaces de hacer que la película sea interesante, y la primera mitad lo es un poco gracias al papel de Rebeca Hall, y la segunda gracias a una Penélope Cruz tan inmensa en su papel de loca que eclipsa a todos los demás actores. No sé si merecía el Oscar, pero lo hizo muy bien.
Volveremos a las películas que Woody hizo en los setenta, porque ésta...

7 comentarios:

Vito dijo...

A mi tampoco me gusto, me parecio un panfleto propagandístico de las ciudades que han dado algún premio a Woddy Allen.
En fin, esperemos que para la próxima vuelva con una peli buena (y sin Penélope Cruz por favor)

Pablo dijo...

Y del doblaje, mejor no hablar.

Daniel dijo...

Yo no la fui a ver por que todas las criticas eran muy malas. Fue un gran fracaso en taquilla, Woddy Allen se tiene que poner las pilas muy rapidamente(si puede)

Anónimo dijo...

Es lo que tiene hacer películas como churros y pensar que España es una guitarra tralaralará. El resultado tan decepcionante como los topicazos que se suceden a lo largo de los 90 min. que dura. Una lástima para todos los que nos ilusionamos en el momento que oímos la combinación Barcelona-Oviedo-Allen. Suerte que el reparto contaba con una buena baza. La actuación de Penélope se grabó en mi cerebro como si se tratara de algo realmente excepcional. Nada más lejos de la verdad, pero si en algo fue unánime la crítica fue en esto. Felicidades!

Diana dijo...

Hola
Niño, no digas que no te lo dije.
Un besazo
Diana

Pablo dijo...

Me lo dijiste, me lo dijiste, sí, je, je.
Un beso.

jabolka dijo...

....porque (retomando el final de tu entrada) esta, lo que es esta, es una PUTA MIERDA

Y eso que yo la vi en V.O.S. .... Ya si la veo doblada, me da un tabardillo