sábado, febrero 14, 2009

Doctor, creo que me persiguen

Muy buenas, queridos lectores:
Supongo que ya sabéis la movida que hay con las supuestas corrupciones perpetradas por ciertos personajes cercanos al PP (fijaos que digo "personajes cercanos al PP" y no "corrupciones perpetradas por el PP", es un matiz importante). Y, al margen de que sean verdad o no, a mí se me ocurren algunas reflexiones al respecto.
En primer lugar, que, lógicamente, me parece mal que coincidieran Garzón y Bermejo en la cacería, aunque eso no me parece lo más llamativo. Lo llamativo es el revuelo que están montando en el PP. Vamos a ver. Si el Partido no cometió ningún delito (y yo creo que el Partido en sí no está pringado en eso, están pringados personajes concretos), no hay motivos para quejarse. De hecho, deberían ser los del Partido Popular los primeros interesados en que se supiera la verdad, para demostrar que no tienen nada que ocultar.
Y luego nos vienen con lo de que Garzón les persigue y tiene una manifiesta animosidad contra el PP. Supongo que eso no lo decían cuando Garzón juzgaba las tramas de los GAL. Pero, no sé, eso de la animosidad y la persecución me recuerda ciertas cosas:
a) ¿Qué decían cuando la Ley de Matrimonios Homosexuales? Que se perseguía a los matrimonios heterosexuales.
b) ¿Qué dicen cuando alguien critica a la Iglesia? Que se persigue a los católicos.
c) ¿Qué dicen cuando se acuerdan de que existen más lenguas aparte del castellano? Que se persigue la lengua castellana (llegué a escuchar que se persigue en Asturias, cuando el asturiano ni siquiera es oficial...).
Y ahora que se persigue a todo el partido en bloque con una conspiración. ¿No os resulta conocido el argumento?
Y sobre su técnica de responder a los ataques con el "Y tú más", sólo decir que en el patio del parvulario me parece lógico. En el Congreso, no del todo.

4 comentarios:

Pedro dijo...

Hola, Pablo, buen artículo, pero creo que puedo aportar alguna contextualización más.

a)Estamos a unas semanas de unas elecciones bastante importantes: las de Galicia, donde el PSOE se juega perder una autonomía que gobierna siendo el 2º partido, y donde Rajoy se juega ganar o no en casa; y en el País Vasco, donde por fin hay serias posibilidades de apartar al PNV, y sobre todo a Ibarretxe, del poder por primera vez en décadas; y en lugar de airear el abrazo de Ibarretxe a Otegui, y de prepararse una gran coalición PSE-PP-UPyD que lleve aire puro y verdadera democracia a los vascos, los partidos siguen tirándose los trastos a la cabeza.

b) Desde hace años se intenta conseguir el gran caso de corrupción del PP. Que si el lino, los supuestos chanchullos de Zaplana, Julio Iglesias, Florentino Pérez... los socialistas llevan 5 años llenando portadas y sin conseguir más sentencias que alguna contra algún concejal de un pueblo perdido. Pero mientras los titulares y los 59 segundos se ocupaban de cazar esos fantasmas, no se hablaba del problema cotidiano de turno.

c) Justo cuando se estaba desinflando el invento aquel del País del espionaje en el PP de Madrid (del que ya, milagrosamente, no se habla), salta un escándalo de corrupción en el PP; por fin uno de verdad, aunque a escala local, nada que ver con los del felipismo, que afectaban a ministros. Y no hace falta que tú mismo suavices los términos, los afectados eran alcaldes del PP, y no "personajes cercanos al PP".

Ante las pruebas concluyentes, el PP hizo lo que se puede hacer cuando estalla una cosa así y con fundamento: dimitirlos, expursarles del Partido, y presentarse como acusación particular, en caso de que dichos individuos hubieran utilizado el nombre del Partido Popular para sus fines corruptos.
(Ya me he olvidado de por qué letra voy, así que ahora voy en plano lineal) Pero el juez Garzón impide que el PP realice esa gestión, y amaga con algo así como una amenaza velada, con tirar de la manta. La cosa se pone rara.
Y para colmo, conforme se precipitan los hechos, todo se va filtrando a la prensa. Las gestiones judiciales suelen llevar días, o semanas, pero es como si conviniera que llegara lo antes posible a la opinión pública el sumario contra miembros del principal partido de la oposición.

Y luego estalla el escándalo: días antes de la operación, Garzón, Bermejo, la fiscal del caso y el jefe de la policía del mismo, se van de cacería millonaria juntos, hay comilonas, fotos con los ciervos muertos, brindis por "20 años de gobierno socialista"...

Es decir, que semanas antes de unas elecciones importantes, un ministro (contra el que se prepara una huelga de jueces, que sería un hito en Europa) se reune con un juez días antes de realizar una operación policial contra miembros del principal partido de la oposición.
No me digas que no tiene mala pinta.
Y ahora dos pinceladas más, sobre Garzón y El País:
Ciertamente, Garzón ha llevado operaciones muy importantes en nuestro país, contra el narcotráfico, los GAL, ETA... Pero también ha sido un juez muy polémico y con una relación especial con el PSOE (entró, salió, volvió...). Por no hablar de eso que intentó hace unos meses con la Memoria hca, que parece que ya está en punto muerto.
Y en cuanto a El País, tu fuente favorita, no sé si sabes que el grupo PRISA tiene una hermosa deuda de 5000 (cinco mil) millones de euros, y no tiene ni idea de cómo pagarla, sobre todo ahora que hay fútbol en abierto en la sexta y que hay una inmensa oferta de televisiones de pago. Por lo que a partir de ahora todas las supuestas exclusivas que saque el país para intentar incrementar las ventas, o todo lo q diga gabilondo sobre los bancos, y en especial sobre caja madrid (su principal acreedor, controlado principalmente por...¿lo adivinas? el pp de madrid), pues todo eso habría que ponerlo en cuarentena.
¿qué decías tú, como arqueólogo, al respecto? "Toda fuente escrita es susceptible de manipulación" Te cito libremente.

Venga, un abrazo, viejo.
Pedro

Pablo dijo...

Hola, Pedro.
Ante todo, perdón por tardar tanto en responder, tuve algo de lío estos días. Ahí vamos:
a) Efectivamente, el momento de sacar la trama es claramente electoralista.
b) La corrupción es un problema que existe en todos los partidos políticos, y el PP no se libra. Pensar que por hablar de un escándalo equivale a no hablar de los demás problemas (que los hay a docenas) equivale a decir que no somos capaces de caminar y masticar chicle a la vez porque no nos da la cabeza para tanto.
c) Del espionaje se sigue hablando.
d) Que sí, que el PP los expulsó, pero no sin antes usar su tan conocida táctica del "Y tú más", por si colaba. Vale, que Garzón va de chulo por la vida, pero ya sabes cómo son los jueces de este país.
e) Lo de la cacería fue un error (creo que lo dije en mi texto), pero no por eso es menos verdad la corrupción. La polémica sobre la cacería sí podría ser una manera de intentar desviar la atención.
f) Vaya por dios, que para una vez que no cito a El País como fuente, me reprochas que lo use como fuente.
g) Y la cita mía que dices, pues sí, era más o menos así, pero el sentido era más amplio: Yo me refería (y no sólo como arqueólogo, sino como historiador responsable) a que todo resto histórico intencional (y las fuentes escritas son el paradigma de resto intencional) son susceptibles de ser manipuladas, y por eso subjetivas, mientras que los restos arqueológicas (que por cierto, yo jamás usé como fuente única ni dije que hubiera que hacerlo), al no haber surgido intencionalmente, no pueden ser manipuladas (otra cosa es la interpretación que de esos restos se haga, ojo), y por eso son objetivas.
Un abrazo.

Pedro dijo...

Hola, Pablo:
Como lo que escribí a tu último texto es muy ñoño, escribo aquí algo más de caña.
b) Aquí dices dos cosas. Sí hay corrupción en el PP, nadie lo niega (ni el propio PP), pero no a cotas tan elevadas. No se trata de "y tú más", se trata de que no es lo mismo un tipo q roba 1000 euros y otros q roba mil millones; ambos son ladrones, pero la escala es diferente.
En cuanto a hacer dos cosas al mismo tiempo, eso es negar la clásica teoría de la cortina de humo y la manipulación informativa. Y sí podemos hacer dos cosas al mismo tiempo, pero sólo una noticia puede abrir el telediario, y en los debates son los moderadores los q deciden cuánto tiempo dedicar a cada tema.
e) Más que error, escándalo, suficientemente gordo como para costarle la cabeza a Bermejo. Hoy ha sido un gran día para España: a Penélope le dieron el Oscar, y a Bermejo una patada en el culo. Fíjate si sería gordo, que Maleni y Moratinos todavía siguen ahí y éste no. Y no diría tanto q es un desvío de atención por parte del PP, como un contraataque, q salió francamente bien: ellos cesaron a un alcalde menor y a un consejero autonómico, y el psoe a un ministro. Y tras esto, Garzón al ostracismo por una temporadita. Esperemos q el nuevo ministro haga algo con la huelga de la Justicia, detrás de la que estaba el intento de ZP y Bermejo de abolir las oposiciones a juez, entre otras cosas.
Segunda cabeza de turco de ZP, después de Caldera. Parece que el munod y el PP están recuperando la forma. Eye of the tiger.
Un abrazo. Pedro.

Pablo dijo...

No me gusta volver sobre un texto viejo, pero allá voy.
La dimisión de Bermejo es un ejemplo de coherencia. Hizo algo incorrecto (en este caso, cazar sin licencia en la Comunidad Autónoma limítrofe a aquélla en la que sí la tiene) y asumió su responsabilidad: dimitió.
Sin embargo, ahí tenemos a Trillo, al que se le llenaba la boca exigiendo la dimisión de Bermejo cuando él cometió "fallos" mayores en su época de Ministro (recordemos lo del YAK 42) y no asumió responsabilidad alguna.
Efectivamente, el PP sólo destituyó a alcaldes (corruptos),pero en el PSOE dimitió alguien que hacía su trabajo. Y eso me molesta, que al final los corruptos fueron los más beneficiados.
Y sólo espero que Garzón no deba sufrir ningún tipo de ostracismo, que hace falta gente con ganas de meter a los corruptos entre rejas.
Nos vemos.