domingo, diciembre 02, 2007

El mundo no está loco... Está imbécil

Uno de mis queridos lectores me decía la otra noche que vaya vago que era yo, que llevaba ya casi diez días sin escribir nada. Mi respuesta (o más bien, mi excusa, para qué nos vamos a engañar) fue que con tantos temas, no sabía por cuál decidirme. Al final te hago caso, camarada, y voy a hablar un poco de todo:
En primer lugar, quería referirme a la promesa electoral de Rajoy. Sí, ya sabéis, ésa de que va a bajar los impuestos. Esta derecha siempre es igual... Siempre beneficiando a los ricos. Porque claro, como bien sabéis, toda bajada de impuestos supone que todos los ciudadanos tengan más dinero para gastar, pero eso no significa que beneficie a todos por igual. Es decir. Con menos impuestos, los servicios públicos tienen menos financiación, así que, a la larga, la bajada de impuestos beneficia a los que hacen uso de esos servicios públicos en menor medida, es decir, los ricos, que mandan a sus hijos a colegios privados y que curan sus enfermedades en clínicas privadas. O sea, que les importa un carajo que los colegios y hospitales públicos tengan menos dinero.
En segundo lugar, me gustaría hablar de ese tal Alcaraz. Ése que cuando ETA mata, en lugar de manifestarse contra el terrorismo, se manifiesta contra el Gobierno. Ése que dice dirigir una Asociación independiente pero que ayuda al PP en su campaña de insultos al PSOE. El mismo que decía que su juicio por injurias pondría muy contentos al Gobierno y a los terroristas. Pero en eso se equivocaba. Su juicio pone contentos a todos los que creemos que los culpables del terrorismo son los terroristas y a todos los que pensamos que lanzar muertos contra los rivales políticos es de mal gusto. Además, me gustaría que Alcaraz algún día, a ser posible sin ponerse demasiado colorado o sin que se notara que se aguanta la risa, explicara por qué no convocó manifestaciones contra el PP si su Gobierno también negoció con ETA y fue el único Gobierno que concedió beneficios penitenciarios reales a etarras condenados (no voy a entrar en polémicas, leedlo aquí). Por cierto, Alcaraz estará hoy contento, porque tiene otro muerto que lanzar contra el Gobierno. Alguien que, por cumplir con su trabajo, fue asesinado por las espalda, porque los disparos de los cobardes se reciben siempre por la espalda.
El tercer tema que quería comentar hoy entronca con algo de lo que ya hablé hace algunas semanas. Quería hablar de esos científicos que fueron denunciados por investigar con células madre. Hay que fastidiarse. Si recordáis, hace un par de semanas hablaba de que todavía hay mucha gente que no acepta lo que dice la ciencia. Pues resulta que ahora ya no sólo no se acepta lo que dice la ciencia, sino que encima se intenta evitar que avance. Todos sabemos que la investigación con células madre puede ser la respuesta a ciertas enfermedades congénitas, así que no veo por qué la investigación debe verse retrasada si va a redundar en el beneficio de toda la sociedad. Pero tampoco es para quejarse: hace unos pocos siglos, esos científicos hubieran acabado en la hoguera.
Y seguro que aún hoy hay quien desearía que acabaran allí.
Nota: Hoy, día 5 de diciembre nos encontramos con dos noticias, una buena y una mala: la buena, que dos de los etarras que atentaron el sábado han sido detenidos en Francia. La mala, que, desgraciadamente, el segundo guardia civil también ha fallecido.

2 comentarios:

Pedro dijo...

Hola Pablo:
Hacía mucho tiempo que no hablábamos de política, pero siempre es un placer volver a recrearme en los peregrinos dogmas progres. Y es que cualquiera que oiga que rebajar los impuestos de todos los ciudadanos supone beneficiar a los ricos creería que está alucinando.
En primer lugar, el hecho de que todo el mundo pueda disponer, al cabo del año, de unos cientos de euros más beneficia a las economías domésticas. Otra cosa es el perjuicio que elo pueda suponer para las arcas del estado, pero todos los gobiernos liberales han demostrado que reduciendo los impuestos y el gasto público se sanea la economía.
Y sobre el perjuicio que ello pudiera conllevar para los servicios sociales, veamos: eso sería si, de manera matemática, todo lo que el estado recauda estuviera destinado a servicios sociales, lo cual todos sabemos que no es así; es más, los sectores monopolizados por el estado se han demostrado como costosísimos y, a la larga, cada vez más inútiles y siempre al borde del colapso.
En suma, la reproducción aquí del clásico debate entre las economías liberales que fomentan el sector privado y la reducción de la recaudación y el gasto público, y las economías socialistas, que multiplican los sectores públicos hasta llevar al colapso tanto dichos sectores como las economías públicas y privadas.
Por supuesto que deben existir determinados servicios públicos, como la sanidad, la educación o el transporte, pero también se debe animara quienes puedan a usar servicios privados; de esa manera se crea empleo con mayor facilidad y se descongestionan los servicios públicos para que atiendan más eficazmente a quienes en verdad los necesitan.
Pero, como ya he dicho, este es un debate eterno que no se va a solventar en este blog con nuestras palabras; pero no dejo de remitirme a los hechos, y a cómo occidente salió de la crisis de los 70.
En cuanto a ETA, todos condenamos el atentado, pero algunos dirigentes políticos, además, lo llaman accidente, o hecho inusual (véase lo que dijo Rubalcaba). Es interesante ver cómo el ministerio del interior solía ser el más popular en los gobiernos del PP, y ahora es el más polémico.
En cuanto a la AVT, hay un gran debate en la derecha sobre su postura: Rajoy le spidió que fueran a la última manifestación, y Jiménez Losantos y Pedro J discutieron sobre ella (Fede la defendía a capa y espada, y Pedro J estaba más con Rajoy).
Fue el PP quien creó el moviminto de víctimas del terrorismo y quien empezó a darles, sobre todo a raíz del asesinato de Miguel Ángel Blanco, un protagonismo socioideológico y callejero que en anteriores etapas democráticas no tuvieron (y llevaban ya cientos de muertos). Y una cosa es hablar, de forma transparente hacia la sociedad y la oposición, de las condiciones de una rendición, después de que el PNV hiciera el trabajo sucio, y otra es el enjuague que se trajeron los chicos de ZP con ETA, y que culminó con el retorno de los proetarras a las instituciones democráticas. Se puede teorizar más o menos sobre lo que se dijo en aquellas reuniones, pero el hecho innegable es ese: hay dos partidos en Euskadi ocupando sillones, alcaldías y concejalías, disfrutando de dinero público y mediatizando la política local vasca, que no condena la violencia y que mantiene posturas proetarras, mientras ETA sigue asesinando.
Mientras tanto, se lleva a juicio a la gente que critica al gobierno, se define como accidente el hecho de que dos inocentes murieran en Barajas, y nadie del gobierno va a una manifestación contra el terrorismo convocada por UGT (?), y en la que los asistentes, 10 veces menos de los que iban a las de la AVT, se peleaban entre ellos.

Dos no discuten si uno no quiere, pero el gobierno la ha cagado bien con su política antiterrorista. Querían solucionarlo ellos sólos improvisando y matar dos pájaros de un tiro: acabar con ETA dialogando (premio Nobel de la paz para ZP) y dejar al PP de inútiles, radicales y resentidos. Creían que, sin ETA, el PP no ganaría más elecciones, y van a ser ellos quienes pierdan a la primera legislatura.

Sobre las células madre no opino, todo lo que suponga avances médicos que sanen es positivo, pero también se abre la puerta a la creación de humanos en laboratorio, lo que conlleva un debate ético y, por supuesto, un peligro para la humanidad tal y como la conocemos.
Y, afortunadamente, los que querían quemar gente en la hoguera ya no tienen poder legislativo. Y murió más gente en gulags y otros inventos socialistas de hace décadas que en hogueras de hace siglos. Nunca hay que olvidarlo. Y Ratzinger dijo una cosa interesante (no pongo comillas porque no me acuerdo de la cita literal): las mayores aberraciones y crímenes contra la humanidad las cometieron en el s. XX gente e ideologías que negaban a Dios.
Ya sabes que no ejerzo ideológicamente de cristiano o católico, pero ahí queda eso.

Un abrazo, espero que no me hayas encontrado oxidado.
Pedro.

Pablo dijo...

Muy buenas.
La verdad, ya echaba de menos las discusiones políticas con la intención de arreglar el mundo. Como muchas de estas cuestiones ya las habíamos discutido con anterioridad y no es cosa de repetirme, sólo voy a centrarme en tres o cuatro cuestiones que mencionas:
a) Lo de decir que se llama "accidente" o "hecho inusual" a un atentado es algo bastante vil. Por un lado, efectivamente Zapatero habló de accidente cuando lo de Barajas, pero inmediatamente rectificó y se disculpó por decirlo (¿cuándo va a rectificar Aznar por hablar de "Movimiento de Liberación Vasco" o, en otro orden de cosas, Rajoy por hablar de "hilillos de plastilina"?). Y, las cosas como son, en el mundo actual, un atentado es, literalmente, un hecho inusual, precisamente porque, afortunadamente, los atentados no suceden todos los días (a lo mejor en Irak sí son hechos usuales, fíjate).
b) No se lleva a juicio a los que llevan la contraria al Gobierno, se lleva a juicio a los que, haciendo mal uso de la libertad de expresión, insultan y difaman, con declaraciones como las de que el Gobierno pactó con terroristas y cosas así. Si se producen condenas por injurias a una institución monárquica que no votamos, ¿por qué no va a haberlas por injurias a un Gobierno democráticamente elegido y que, nos guste más o menos, nos representa?
c) Actualmente se están llevando a cabo investigaciones para ilegalizar ANV y el PCTV, aunque eso supongo que no lo dicen en Libertad Digital.
d) A la manifestación del lunes sí fueron representantes del Gobierno, el que no acudió fue Zapatero, que estaba visitando al Guardia Civil herido. Si fue menos gente a esa manifestación es por varios motivos bastante lógicos: Por un lado, se hizo un lunes, no un sábado como los de la AVT. Eso significa que la gente trabaja, tiene que ir a buscar a los críos al colegio y demás, así que no puede ir a manifestarse. Por otro lado, la AVT es la asociación mayoritaria, así que su ausencia se notaría, sobre todo porque al no ir, no llevó a jubiletas en autocares para que menearan banderas preconstitucionales (¿o vas a negarme que en sus manifas se ven banderas de ésas?).
e) Por último, una cosa es experimentar con células madre para buscar una cura para el Alzheimer y otra muy distinta clonar gente. No mezclemos las churras con las merinas. Y no voy a entrar en cifras sobre qué regímenes mataron más o menos, sólo digo que las hogueras de la Inquisición, aunque mataran a "poca" gente, retrasaron mucho la investigación científica. Y por cierto, no olvides, camarada, que el actual Papa fue el máximo dirigente de la Congregación para la Doctrina de la Fe, nombre actual del antiguo Santo Oficio o Inquisición. Así que no sé yo si será muy objetivo en sus declaraciones.
Un abrazo.