viernes, octubre 26, 2007

Cambiar o no cambiar

Esta semana la política ha vuelto a darnos otro disgusto. Resulta que Marianín volvió a abrir la boca para decir algo. Esta vez nos ha contado que, según su primo, no se puede saber el tiempo que hará mañana y, por tanto, tampoco el que hará dentro de cien años.
Eso es muy interesante por varios motivos. En primer lugar, porque, de ser cierta esa afirmación de Rajoy, el pariente (que, dicho sea de paso, parece ser que es un físico bastante respetado) habría dicho algo que dejaría a la altura del betún a los meteorólogos . Precisamente por eso mismo no acabo de creerme que lo dijera, porque no suele ser muy habitual que alguien raje de su gremio, porque la Meteorología, como sabemos, es una rama de la Física (bueno, en España sí es normal rajar de los compañeros, pero no estamos hablando de eso).
En segundo lugar, porque el cambio climático es algo de lo que ya están bastante de acuerdo los científicos. A estas alturas de la película, hay un cierto acuerdo entre la comunidad científica sobre eso de que se nos está calentando la Tierra, o por lo menos sobre el hecho de que los glaciares se están derritiendo, que digo yo que no será por casualidad.
Hombre, es posible que la postura de Al Gore sea un tanto catastrofista, pero no por eso vamos a negar que el clima está cambiando, que hace más calor, que se nos desertifica media Península Ibérica y que tal como está el patio, la Tierra está sufiendo. Puede que no sea todo tan negro como dice Gore, pero no podemos negar que hay que hacer algo.
Desde mi humilde punto de vista, esta vez Rajoy habló de lo que no sabe por no callar, intentando disfrazar su ignorancia con una careta de campechanía que, por cierto, no le queda nada bien. Pero todos los que sabemos que va a perder las próximas elecciones nos alegramos: Así no hace más que ayudar a que otros ganen las elecciones.
Y ahora, antes de que Pedro me recuerde las pulsaciones climáticas que ha habido en los últimos siglos, me permito recordarle las clases de aquel profesor de Prehistoria de primero que nos decía que la próxima pulsación tendría que ser fría, porque tras la Pequeña Edad del Hielo esa del XVII y la posterior subida de temperaturas, ahora debería volver a enfriarse la cosa. Es lo que tiene.
Y encima, Aznar sacó otro libro. Desde aquí lanzo un llamamiento a la Editorial Planeta: Si necesitan alguien que les escriba tonterías, me ofrezco voluntario, y les digo que yo les saldría más barato que Aznar. Además, si me contratan a mí sólo pagarían mi sueldo, no necesitarían contratar a "negros" para que escribieran.

2 comentarios:

Pedro dijo...

Hola Pablo:
Sólido artículo; además has tenido el detalle de mencionarme, y de predecir que respondería (aunque no pensaba ir por allí). Bueno, entremos ya en faena. Aquí van unas cositas.
En primer lugar, el hecho de que el eje del artículo sean las declaraciones más o menos desafortunadas del jefe de la oposición sobre un tema relativamente superficial como es el ecologismo (luego desarrollaré esta idea). Así, creo que esta semana ha habido tres affaire importantes: el ridículo que la Justicia y los medios de comunicación españoles están haciendo a nivel internacional con el asunto del neng (al margen de que la sentencia tenga su lógica: el tipo es un retrasado mental y un drogadicto, y debe ser tratado como tal; otra cosa es que parte del tratamiento también debería incluir que se le rompieran las piernas, pero el hecho de que se ha gestionado terriblemente mal este asunto es diáfano); el segundo asunto es que por fin el gobierno de Zapatero ha asumido algún tipo de responsabilidad sobre el caos de infraestructuras que lleva meses colapsando una de las mayores ciudades de Europa; y finalmente, el episodio en el que se ha involucrado una tripulación española en Chad, que pondrá a prueba la diligencia de nuestro ministerio de AAEE, y que debería reabrir el debate sobre el control de las ONGs, muchas de las cuales se están descubriendo como tapaderas de corrupción económica y pederastia. El hecho, por tanto, de que consideres que lo que pueda comentar Rajoy sobre el cambio climático eclipsa estos asuntos y que des por sentada su derrota electoral por cosas así me parece, no sé, desproporcionado.
En segundo lugar, no voy a entrar en un debate sobre el calentamiento global ni esas cosas, sencillamente porque no tengo información suficiente. Sólo apuntaré que la peli de Al Gore ya ha sido denunciada por la Justicia inglesa como tendenciosa, y que cada vez hay más científicos escépticos ante las teorías ecologistas. ¿Debe haber un debate serio y científico sobre ello? Sí, seguro, todo debate es bueno; pero una cosa es un Oscar, o el premio Príncipe de Asturias (que últimamente cada vez se dan más al personaje del momento, y no a trayectorias vitales; no me opongo, se trata de una institución que también necesita publicidad; y no me estoy refiriendo a todos los premiados, sino a algunos), y otra que tus teorías se hayan demostrado como sólidas y verdaderas. Y francamente, que un gobierno se ponga a canonizar y lleve a las escuelas teorías que aún no han tenido el reconocimiento unánime de toda la comunidad científica, pues no me parece correcto.
Mi humilde y desinformada opinión al respecto: el clima siempre ha estado cambiando, y nunca intervino la mano del hombre. Que ahora se diga que lo que haga una parte del mundo en un par de décadas pueda afectar a algo de tal envergadura como la temperatura del planeta me parece un poquito exagerado.
Y más viniendo de una teoría como el ecologismo, que en las últimas décadas han dicho absolutas patochadas (¿alguien se acuerda ya de la capa de ozono?), y cuya base era justamente: el progreso del mundo occidental llevará a su destrucción; cuando precisamente es el progreso el que crea energías más limpias (el petróleo es mucho más limpio que el carbón, y seguimos avanzando), y sobre todo el que ha hecho que la vida de una parte cada vez más importante de la humanidad sea cada vez más larga y saludable. Que le digan lo buena que es la naturaleza a los cientos de miles que mueren al año de malaria y de otras enfermedades cuya curación es el desarrollo tecnológico y la superproducción.
No voy a comentar tu actitud hacia Don Mariano, ni voy a justificar sus palabras, ambos sois adultos. Pero sí voy a comentar lo del libro de Aznar. Y es que una de las cosas que más echo de menos en la política española, a diferencia de la francesa, es que los políticos españoles apenas escriben libros (echa un vistazo a la producción de ensayos de Sarko, Segolene, François Hollande, Villepin…) Así que no seré yo quien critique que un ex-presidente español saque un libro. Pero sí voy a comentar aquí la urticaria que os ha salido a muchos con este libro; y es que el centro-derecha cada vez ve a Felipe González de una manera más neutral, viendo no sólo las que montó, que fueron muy gordas, sino también su obra de culminación de la transición, su gran política europeísta, sus sólidas relaciones con Iberoamérica, su papel de mediador en el conflicto de Oriente Medio, y el hecho de que ETA redujera considerablemente su poder mortífero a lo largo de su mandato; hasta ya se ve con cierta ecuanimidad los GAL… Sin embargo, la izquierda sigue intentando demonizar a Aznar, lo cual tenía su lógica cuando gobernaba (de hecho, la oposición que sufrieron todos nuestros presidentes fue estupenda, no se salvó ni Suárez, a quien ahora todos quieren), pero que ahora me parece un poquito… ¿infantil? ¿sectario? Elige el adjetivo que quieras. Y es que todos conocemos los errores de Aznar, pero sus logros también son innegables: acabó con la crisis económica que arrastraba España desde los 70, continuó exitosamente la política europeísta y antiterrorista, y finalmente comenzó lo que ahora Francia y Alemania están haciendo: el giro atlantista de la política exterior. Por primera vez en 200 años, casi desde el Congreso de Viena (donde ya se comenzó a ignorarnos) España estaba en la misma página que los grandes líderes del mundo, con todos los peros y las ironías que quieras.
Espero que veas que he expuesto los grandes aciertos macropolíticos de los dos últimos presidentes (los de Suárez no hace falta recordarlos). Ahora pregúntate: ¿cuáles son los grandes logros de Zapatero? No te pregunto por debates o por anécdotas, sino por logros de la envergadura de los arriba citados, o cuanto menos empresas o proyectos que haya empezado a cimentar en esta primera legislatura para desarrollar en una hipotética segunda legislatura. No hace falta que contestes aquí, sencillamente pregúntatelo.
No; definitivamente no seré yo quien critique que Aznar saque un libro.
Un abrazo. Pedro.

Pablo dijo...

Muy buenas.
El eje del artículo son los comentarios de Rajoy porque no me apetecía entrar en otros temas, no porque no me parezcan importantes, sino porque prefería hablar de ese otro tema.
Ahora me meto con la crítica al tema principal:
La peli de Al Gore es tendenciosa y catastrofista, es verdad, y lo sé, porque la vi y de hecho os la recomendé hace algunas semanas (cuando quieras, te la dejo y le echas un vistazo). Ahora bien, al margen de eso, sí es verdad que hay un acuerdo dentro de la comunidad científica sobre la responsabilidad humana en el cambio climático, y me remito a un artículo de Naomi Oreskes, experta en Historia de la Ciencia de la Universidad de California, publicado en Science en 2004.
¿Es mentira que se están derritiendo los glaciares, o que la selva amazónica se va al carajo? Pues ya está.
Sobre lo de la capa de ozono, no es que fuera mentira (que no lo era), sino que el progresivo control de los compuestos clorofluorocarburos (CFC para los amigos) ha servido para que la cuestión se mitigue en parte. Por cierto, en el 2004 todavía hubo tensiones sobre la manera de enfrentarse al problema entre algunos países (así que no hace tanto).
Otra cosa que dices es que el petróleo es más limpio que el carbón. Evidentemente es verdad, pero eso no significa que sea totalmente limpio ni que no contamine (como bien sabes, querido amigo, contamina y mucho), ni mucho menos que no se vaya a terminar, porque las reservas son limitadas y por eso tenemos a la peña nerviosa y a Bush invadiendo países productores.
Y sobre el libro de Chemita, no me parece mal que saque un libro, pero es que no se trata de sus memorias políticas, ni de un libro de autobombo diciendo lo bueno que fue su Gobierno y qué malos fueron los demás, ni tan siquiera un libro en el que nos dice qué cojonudo está ahora que hace trescientos abdominales diarios. No, se trata de un libro, titulado "Cartas a un joven español" (que, por cierto, se llama Santiago), en el que vuelve a teorías un tanto... peculiares: Que si los matrimonios homosexuales están mal, que si los hijos de homosexuales seguramente tendrán problemas al no tener a quien llamar "papá" y "mamá", que si el PSOE se ha aliado con el islamismo radical, que si no hace falta que la ciencia demuestre algo para considerar que es verdad... En fin, volviendo a ideas que no sólo son un tanto estúpidas, sino que hacen que cualquier persona normal sienta cómo se le revuelven las tripas.
Y ahora, aprovecho estas líneas para advertir que mañana no voy a hablar de la sentencia del juicio del 11-M, que no quiero entrar en polémicas sobre teorías de la conspiración.